Esteban Burgos y Martin Braithwaite en la disputa de un balón

Publicidad

LaLiga

Una mala primera parte condena a un Barcelona, que se aleja de la cabeza de LaLiga, tras empatar ante el Eibar

Nuevo tropiezo del Barça. Los culés, que echaron de menos a Messi empataron ante el Eibar, que se adelantó con gol de Kike. Otro mal resultado para los de Koeman, que los aleja de la cabeza de LaLiga Santander.

El Barça acusó la baja de un Messi, que disfruta de más vacaciones que el resto de sus compañeros. Los culés empataron a uno ante un Eibar que se adelantó con gol de Kike García. Un tanto neutralizado poco después por Dembele, que empató la contienda. Un punto que no le sirve al equipo de Koeman, que le da una nueva oportunidad a Madrid y Atlético para distanciarse en la cabeza de LaLiga Santander.

La ausencia de Messi fue sin duda lo más sorprendente de las horas previas al encuentro. El Barcelona que llegaba con bajas importantes como las de su estrella y Jordi Alba volvía a optar por la defensa de cinco, que tan buen resultado le dio ante el Valladolid. El Eibar, por su parte optó por las rotaciones, y no le fue mal. Jugadores como Kadzior, que llevaba mucho tiempo sin jugar fueron titulares en el Nou Camp.

El Eibar comenzó respondón queriendo subirse a las barbas de un Barcelona, que comenzaba perdonando. A los cinco minutos, Braitwaite tiraba a fuera un penalti, que Soares había cometido sobre Araujo. Eso les sirvió como acicate a los de Mendílibar, que comenzaron a embotellar a un Barça, que no dejaba de achicar agua en el área de Ter Stegen.

Dominaba el Eibar sí, pero el dominio armero era bastante estéril. Las complicaciones sobre el marco del Barcelona brillaban por su ausencia. Sin embargo; cuando más encerrados parecían los locales, Junior filtró un pase que Braitwaite introdujo en la meta del Eibar. Un tanto que a posteriori sería anulado por el VAR, que advirtió fuera de juego.

Con el Eibar dominando y el Barça poniendo el peligro. Así acababa la primera mitad, pero no la segunda. En los segundos 45 minutos el Eibar tardó muy poco en probar a Ter Stegen. Lo hizo Kadzior con un tiro desde la frontal que detuvo el germano.

El Eibar iba a avisar una vez, pero no dos. En la segunda llegada de los visitante Kike García aprovechó un error de Araujo para robarle la pelota, plantarse solo ante el meta culé y definir con maestría para adelantar a los suyos. Este tanto convierte al delantero en el primer jugador de la historia de la entidad armera en hacerle gol a Real Madrid y Barça.

Pero la alegría armera iba a durar poco. A unos veinte minutos para el final Junior y Coutinho trenzaron una hermosa pared, que acabó en un centro al área del lateral. Un caramelo que no desaprovechó Dembele para empatar la contienda con un gran disparo cruzado.

Tras el empate el Barça se volcó en busca del gol del triunfo. Un tanto, que pese a los intentos de Pedri, Trincao y Dembele. Todos ellos muy activos nunca llegó. Así las cosas; los culés se dejan dos puntos más en su lucha por LaLiga Santander. Mientras, el Eibar saca un punto que le sirve para alejarse de la zona de descenso.

Publicidad