79.999833

Publicidad

Gimnasia

Agredidas con palos, encerradas en un armario... Dos gimnastas británicas denuncian los crueles métodos de entrenamiento

La gimnasia es un deporte muy exigente, pero muchas veces se cruza la línea sobre lo que debería y no estar permitido. El último mal ejemplo se ha producido en la gimnasia del Reino Unido, con la denuncia de Lisa Mason y Catherine Lyons.

Los abusos del doctor Larry Nassar con el equipo de gimnasia de Estados Unidos o los violentos métodos de entrenamiento de algunos países asiáticos han salpicado al mundo de la gimnasia en los últimos años.

Ahora, como revela el diario 'The Guardian', dos gimnastas británicas habrían sufrido crueles e inhumanos métodos de entrenamiento durante sus años en la élite.

La exgimnasta Lisa Mason ha denunciado que le hacía entrenar en la barra hasta que "me sangraban las manos" y asegura que a una compañera suya la encerraron en un armario. Otra de sus compañeras habría sido goleada con un palo mientras hacía el pino.

Mason asegura que las actuales gimnastas guardan silencio por no enfadar a los dirigentes y arriesgarse a quedar fuera de los JJOO de Tokio 2021.

"El año que viene son los Juegos de Tokio y no quieren tirar de la manta y enfadar a los que tienen que tomar las decisiones", indica Mason.

La olímpica Jennifer Pinches ha sido una de las primeras en promover una alianza entre gimnastas. Una unión que termine con los abusos físicos y sexuales en el deporte.

La presidenta de la Gimnasia Británica, Jane Allen, ha asegurado estar "horrorizada y avergonzada" por estas denuncias y ha anunciado medidas al respecto.

"Cualquier maltrato a las gimnastas es inexcusable. Es vital que las preocupaciones se hagan públicas, ya sea a través de los medios de comunicación o de nuestros procesos. Rindo homenaje a los que han hablado, su valentía ayudará a impulsar el cambio dentro de la gimnasia", indicó Allen.

Publicidad