Ignacio ha seguido los consejos de Manuela y ha accedido a hablar de forma calmada con su hija Rosa tras lo que descubrió en su viaje a la Puebla. Rosa ha querido también disculparse con su padre por toda la información que le ocultó. "Como padre tengo una responsabilidad hacia ti", confiesa Ignacio para después pedirle perdón a su hija. El hombre, que nunca se ha metido en la vida personal de sus hijas, ha querido dejarle ver que será más comprensivo de ahora en adelante.