MEJOR LA FRUTA ENTERA, ¿HASTA CUÁNDO NOS VA A ENGAÑAR EL MARKETING?

MEJOR LA FRUTA ENTERA, ¿HASTA CUÁNDO NOS VA A ENGAÑAR EL MARKETING?

¿Por qué no deberías beber zumos?

Pues porque es mejor comer la fruta y la verdura enteras, a diario sin excepción, las famosas cinco raciones diarias de las que nadie parece acordarse ya en tiempos de boom de los superalimentos. Nos lo dice a gritos el más puro sentido común, que se enfrenta, sin embargo, a un enemigo fuerte: el marketing.

Es mejor ingerir una pieza de fruta que un zumo
Es mejor ingerir una pieza de fruta que un zumo | G + J

El boom de los zumos verdes, batidos, smoothies o, al fin, licuados de cualquier cosa nos bombardea por todas partes. Libros, revistas, cuentas de Instagram... nos explican a diario las bondades de los zumos (que adquieren su máximo esplendor en su versión 'cold pressed') y nos instan a consumirlos a diario mientras en nuestra cabeza resuena una pregunta: ¿y por qué no podemos comer la fruta y la verdura enteras como se ha hecho toda la vida? ¿Seremos nosotros unos antiguos que no sabemos adaptarnos a los tiempos?

Tomar verduras y frutas mejora la salud. | eÑe


Para salir de dudas, hacemos esta misma pregunta a la dietista y nutricionista Clara Antúnez, para quien "la moda de los licuados viene de Estados Unidos, y tiene muchísimo más de marketing y comercial que de lo que acaban aportando a la salud". Esto no significa, afirma Antúnez, que beber zumos sea malo, sino que simplemente es mejor consumir frutas y verduras en su estado natural. Ni más ni menos. "Si el zumo supone la única manera de comer fruta y verdura para aquellas personas que no tienen estos productos integrados en la dieta, entonces sí sería recomendable porque estarían supliendo un déficit de vitaminas y fibra", pero no hay que olvidar que no es el producto ideal y ni mucho menos debemos utilizarlos como sustitutos de las frutas y verduras.

¿Por qué es mejor consumir fruta y verdura al natural? Porque al elaborar el zumo pierden gran parte de las vitaminas y los minerales de las frutas, que se quedan en la piel y los restos. "Además, muchas vitaminas se oxidan en el proceso, de manera que las frutas y verduras pierden sus propiedades antioxidantes", de las que precisamente tanto se habla cuando se enumeran las bondades de los zumos. Antúnez puntualiza: "las licuadoras trinchan los alimentos a través de un aumento de temperatura, lo que ocasiona que pierdan todavía más propiedades en el proceso. Ahora, con las máquinas 'cold pressed' esto no ocurre, pues extraen el jugo de frutas y verduras a través de la presión". ¿Es esto mejor que licuar? "Por supuesto, pero se sigue separando la pulpa del zumo y eso sigue dando lugar a una pérdida de minerales y de fibra, dos nutrientes fundamentales para la salud".

Frutas que adelgazan | Agencias


Lo extraño no es, pues, que los zumos se hayan puesto de moda, sino que aparezcan ante nuestros ojos como la fuente de salud y felicidad por excelencia cuando cualquiera en su sano juicio afirmaría que es muchísimo mejor mordisquear una manzana. Este engaño al que nos somete el marketing es justamente lo que preocupa a Antúnez y a otros profesionales de la nutrición. "Insisto en que hay que celebrar que aquellas personas que nunca consumen frutas y verduras incorporen el zumo a la dieta. Pero jamás es una buena noticia que las personas que ya comían sus cinco raciones diarias, las que establece la dieta mediterránea, las sustituyan por zumos". La nutricionista, que también es somelier, nos pone un ejemplo muy gráfico: "los zumos son como en Lambrusco: si sirven como transición para que muchos jóvenes se aproximen al mundo del vino, bienvenido sea".

Frutas y verduras | Pixabay

En este sentido, para Antúnez hay algunos mensajes que claman al cielo. "Se nos están vendiendo funciones y horarios sin ningún tipo de sentido ni base científica. Evidentemente los zumos tienen propiedades saludables, pero nos engañan al decir que son antioxidantes, depurativos, anticancerígenos y que debemos tomarlos a tal o cuál hora". El colmo, asegura, "son estas dietas que establecen zumos de diferentes colores para tomar a diferentes horas del día", que no son más que estrategias de marketing muy inteligentes "apoyadas por la industria alimentaria a través de empresas muy potentes".

Antúnez insiste en que un déficit de fibra y minerales puede resultar a la larga perjudicial para la salud y asegura que la fórmula no es otra que las cinco raciones diarias de fruta y verdura. Nada más. "Es más sencillo de lo que parece: que la verdura sea siempre una guarnición en la comida y cena, y después intercalamos tres piezas de fruta enteras a lo largo del día, en cualquier momento. Es el mejor favor que podemos hacer a nuestro cuerpo, porque estaremos aprovechando todas las propiedades de los alimentos". Hay tantas recetas y posibilidades que lo único que nos queda es experimentar con ellas y dejar la licuadora para su uso ocasional.

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | Actualizado el 13/07/2018 a las 09:31 horas

Más noticias

Los mas vistos

Hogarmania

Paella Taj Mahal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.