EN 15 MINUTOS

El retoque estético que se ha hecho Gloria Camila para quitarse la papada y el "cuello smartphone"

Gloria Camila ha decidido poner remedio a un problema que afecta a mucha gente joven: la papada por uso de smartphones, La hija de Rocío Jurado y del diestro José Ortega Cano ha pasado por las Clínicas Diego de León de Madrid para aplicarse un tratamiento de mesoterapia en la zona.

Publicidad

Gloria Camila, hija de Rocío Jurado y del diestro José Ortega Cano, ha pasado esta semana por las Clínicas Diego de León de Madrid para realizarse un retoque estético que le ha permitido terminar con una preocupación muy común entre las personas jóvenes que pasan mucho tiempo mirando hacia abajo en sus dispositivos móviles: la papada.

"¡Por fin me he animado! Adiós papada y cuello smartphone en 15 minutos", ha explicado la creadora de contenido en un Reel de Instagram en colaboración con el centro de medicina estética madrileño.

La colaboradora de televisión se ha sometido a un tratamiento de mesoterapia en la papada que "actúa como un lipolítico" para quitar toda la grasa que se acumula en la zona. Se trata de una técnica estética no invasiva que se lleva a cabo mediante la aplicación de microinyecciones en la zona localizada que producen una reacción química en las células de grasa y las destruye. Posteriormente, se van eliminando sin dolor alguno a través de la orina.

A Gloria Camila los efectos de la mesoterapia se le notan rápidamente, pero lo cierto es que eso no es aún el resultado definitivo, que tarda en observarse entre 10 y 15 días. Tras estas semanas de espera se comienza a apreciar no solo la desaparición de la papada, sino también la reducción de la flacidez y de las arrugas, porque el tratamiento "multiplica el colágeno y la elastina, es decir, que reafirma y tersa la piel", explica la misma clínica.

¿Por qué se le llama cuello smartphone?

En la era digital actual, el uso extendido de dispositivos móviles ha transformado la forma en que interactuamos con el mundo que nos rodea. Sin embargo, esta revolución tecnológica también ha traído consigo una serie de problemas de salud, uno de los cuales ha sido apodado como el "cuello smartphone".

El "cuello smartphone" se refiere a la postura encorvada y la tensión muscular que resulta del tiempo prolongado que pasamos mirando hacia abajo nuestros dispositivos móviles. Cuando usamos nuestros móviles, tabletas u otros dispositivos, tendemos a inclinar la cabeza hacia adelante y hacia abajo para ver la pantalla, lo que puede ejercer una presión adicional en el cuello y la columna vertebral.

Chica mirando el móvil
Chica mirando el móvil | iStock

Esta posición puede provocar una serie de dolencias y tensiones musculares en el cuello y la columna vertebral, así como también la aparición de una papada más prominente. Según un estudio publicado en la revista Surgical Technology International, cuando se baja la cabeza constantemente para mirar el móvil, se ejerce tanta presión que la piel del cuello termina por ceder hasta rellenarse de grasa.

Para evitar estos efectos negativos del uso del móvil, deberíamos comenzar a usarlo subiendo la pantalla a la altura de los ojos, hacer pausas frecuentes y hacer ejercicios para fortalecer la zona del cuello y los hombros. También existen los gimnasios faciales, de los que ya os hablamos en su día en NovaMás, que permiten trabajar la zona para que la piel luzca más tersa y rejuvenecida sin necesidad de someterse a tratamientos estéticos.

Novamas» Belleza

Publicidad