Uno de estos vecinos asegura que el propietario "tiene varios delitos y muchos que todavía faltan por salir". "Es una persona que, yo creo, en Valdemoro muchos vecinos no quieren", dice.

Además, los vecinos reclaman a José Manuel el pago de la deuda que tiene con la comunidad, que oscila entre los 6.000 y 7.000 euros, algo que sin embargo esta familia sí paga.

Rosa, la vecina que vive justo al lado de esta vivienda, es la que más respalda a los "okupas" ya que no quiere que José Manuel vuelva a vivir junto a ella. Al parecer, este aprovechó que su vecina estaba de vacaciones para desvalijarle la casa. "Le vieron a él bajando un frigorífico a las 8,00 horas", cuenta Rosa, quien asegura que hubo testigos que le vieron transportar sus objetos.