Móvil en mano, Diego y Mabel han retransmitido su noche de calor. Mabel Redondo apagaba su tablet después de informarse sobre la actualidad y se disponía a dormir. El calor intenso hacía que se despertara varias veces. Una de ellas incluso se refrescaba con hielos para calmar la sensación de calor. Su desasosiego iba en aumento al ver que se aproximaba la hora de levantarse sin haber descansado apenas y optaba por la lectura para distraerse: "Me estoy agobiando", señalaba.

Diego Revuelta reconoce que suele dormir con el aire acondicionado pero para retransmitir su noche más caliente no ha hecho uso de él. El reportero partía de una temperatura en su vivienda que alcanzaba los 28 grados. Mucha vueltas en la cama después y empapado en sudor el calor le despertaba a las 4,30 horas impidiéndole continuar durmiendo.