Bosch cuenta en 'Espejo Público' que recibió la invitación de la fundación princesa de Girona. Recogió a su mujer y, relata que tras aparcar en la zona de la Universidad recorrieron "el kilómetro y medio más tremendo" que ha vivido en su vida. "Vi el odio reflejado en las caras de la gente", señala.

Considera Bosch que lo que recibieron fueron "gritos sueltos de quienes iban a la caza y captura de gente bien vestida". Afirma que 'tsunami democratic' buscaba agresividad y que alguien tuviese una reacción airada y entrara al choque.

Bosch confesaba que su mujer es independentista y aseguraba que "la inmensa mayoría de los independentistas no son violentos". Asegura el de Sociedad Civil que "en la convivencia cuando hay respeto, cariño y amor se supera. Entra dentro de los sentimientos pero hay una parte de catalanes que no se sienten españoles y se quieren marchar de España, por lo que hay que hacer un relato de cariño. Pero el radicalismo quiere una respuesta al nacionalismo catalán que sea el nacionalismo español", destacaba.

Concluía asegurando que "a nivel personal y familiar" lleva muy bien que su mujer sea independentista.