Cuenta José que los ladrones entraron en el domicilio al grito de 'Policía' pero seguidamente le pidieron que les diera todo el dinero que tuviese. Cuando vio cómo tenían retenida a su mujer decidió defenderse de los sujetos."Cuando vi que estaban agarrando a mi mujer y tapándoles la boca tuve que defenderme de ellos como pude", comenta.

Cuenta que uno de los ladrones le tenían agarrado por el pescuezo y le dio un rodillazo en los testículos para zafarse. "Me cortó, me quiso estrellar la cabeza sobre la pared y de espaldas le di un 'cabezazo'", relata.

El alcalde de la localidad señala que lo más probable es que los ladrones huyeran al temer que el ruido les delatara.

José, propietario de una administración de lotería y de otros negocios del municipio, asegura que adoptó una actitud defensiva al ver a su mujer en peligro.