Un estudio reciente publicado en la revista 'Nature' así lo demuestra. El doctor Alfonso Galán, experto en Antiaging de la clínica Neolife señala que la causa del envejecimiento radica en los daños que sufre el ADN. Y la dieta es un factor que permite disminuir esos daños

Asegura Galán que está demostrado que los ayunos intermitentes activan mecanismos de protección celular contra el envejecimiento. Incide en que los niños y las mujeres embarazadas no deben hacer esta dieta baja en calorías que para el resto de personas con buena salud puede empezar a aplicarse desde que acabamos el crecimiento.