Un accidente aéreo entre un helicóptero y una avioneta que se ha dado lugar sobre las 13.35 horas de este domingo en Mallorca, próximo al municipio de Inca, se ha saldado con siete muertos, uno de ellos menor de edad. Entre las siete víctimas mortales se encuentran dos españoles, según ha informado la conselleria de Administraciones Públicas y Modernización en su cuenta oficial de Twitter.

Los restos del helicóptero y el ultraligero han caído a una distancia de entre 700 y 1.000 metros, en fincas situadas junto al Camí Vell de Costitx, a 400 metros del Hospital Comarcal de Inca.

La primera teniente de alcalde de Inca y alcaldesa accidental, Maricarmen Oses Ramos, ha explicado en declaraciones a los medios realizadas en el lugar del suceso, que ambas aeronaves han caído por separado, "hay diferentes trozos de las dos" en distintas fincas privadas en un área de "entre 700 metros y un kilómetro de distancia, entre un punto y otro", y no han causado ningún desperfecto importante en caminos transitables.

Tras la colisión en el aire, el helicóptero, en el que viajaban tres adultos y dos menores, posiblemente de nacionalidad alemana, ha caído junto a la piscina de la finca Ca la Veritat, a unos 10 metros de la vivienda, y el matrimonio que reside en ella ha intentado sofocar el incendio. Por su parte, el ultraligero ha caído en otra propiedad, también a entre 8 y 10 metros de una vivienda, cuyo propietario también ha sido el primero en combatir el incendio de la aeronave hasta que han llegado los servicios de emergencias.

La consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro ha señalado que "aún es pronto" para facilitar la identidad de las víctimas y ha pedido prudencia porque el suceso se está investigando. "Lo único que podemos hacer es lamentar esta desgracia y transmitir nuestras condolencias a los familiares y amigos de las víctimas", ha dicho Castro, quien ha destacado la coordinación entre el Consell de Mallorca, los ayuntamientos, la administración estatal y la propia comunidad autónoma.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, se ha sumado a las condolencias a los familiares de los siete fallecidos y ha señalado desde el lugar donde han caído los restos que lamenta "un suceso de esta magnitud en el término de Inca pero también cerca de Costitx".

Sobre las causas del accidente y la procedencia de las dos aeronaves, Cladera ha indicado que "hay que esperar a que se esclarezcan los hechos" pero que está confirmado que han colisionado en el aire, ya que hay varios testigos presenciales: "Hay muchas casas y hay gente que, por la hora que es, han podido visualizar el suceso y nos cuentan que ha sido una colisión en el aire".

La mujer del piloto "lo ha visto caer"

Un conocido de Juanjo Vidal, el piloto del ultraligero que ha fallecido este domingo en Mallorca al chocar en el aire con un helicóptero, ha explicado que cuando ha ocurrido el accidente volaba junto a un amigo y que habían despegado del aeródromo de Binissalem, cerca de donde ha ocurrido el accidente.

"Era un chaval estupendo", ha explicado Juan Carbonell, conocido del piloto aficionado de ultraligero. Carbonell ha acudido al lugar donde han caído las dos aeronaves siniestradas, junto al Camí Vell de Costix, entre dicha localidad e Inca. Ha explicado que el piloto fallecido era valenciano, estaba casado y no tenía hijos.

Ha relatado que la esposa del fallecido le ha contado que ha presenciado lo ocurrido desde el lugar donde habían despegado: "Su mujer lo ha visto desde el aeródromo de Binissalem; ha visto la humareda y me ha dicho que lo ha visto caer".

Su amigo ha indicado que desconoce qué ha podido haber pasado.