Condenados atentados de Barcelona

Uno de los condenados por los atentados de Barcelona queda en libertad provisional

Said Ben Iazza recibió una pena de ocho años de cárcel.

Uno de los condenados por los atentados de Barcelona queda en libertad provisional

Publicidad

Said Ben Iazza, uno de los tres condenados por los atentados de Barcelona y Cambrils de 2017, ha quedado en libertad provisional.

La Audiencia Nacional ha ordenado la excarcelación de Ben Iazza, que fue condenado a ocho años de cárcel por colaborar con el grupo terrorista que perpetró los ataques del 17-A, en los que murieron 16 personas.

Ben Iazza se encuentra encarcelado desde que fue detenido en el contexto de la investigación de los atentados y la sentencia, dictada el pasado mes de mayo, no es firme y de hecho, los tres condenados han recurrido. Sin embargo, el tribunal estableció que permaneciesen en prisión hasta que se resolviesen esos recursos y hasta un máximo de cumplimiento de la mitad de la pena impuesta.

A pesar de estar en libertad, la justicia ha ordenado que Ben Iazza continúe a disposición de ésta, los magistrados le han prohibido salir del país, han ordenado retirarle el pasaporte y le han requerido que fije domicilio en España.

Otros condenados

En el atentado en el que murieron 16 personas y hubo decenas de heridos, además fueron condenados Driss Oukabir y Mohamed Houli Chemlal a 46 y 53 años de cárcel, respectivamente, por pertenencia a organización terrorista; tenencia, depósito o fabricación de sustancia o aparatos explosivos e inflamables de carácter terrorista; y estragos en tentativa de carácter terrorista en concurso con 29 delitos de lesiones por imprudencia grave.

Alcanar

Los autores materiales murieron en el atentado, dos de ellos lo hicieron en una explosión ocurrida la noche antes en una casa de Alcanar en Tarragona donde la célula almacenaba explosivos: el supuesto líder de la célula, el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, y su primer discípulo, Yousseff Aalla. En la explosión resultó herido uno de los tres condenados, Mohamed Houli.

Publicidad