China

La trágica historia de Liu: se quita la vida después de ser vendido y abandonado dos veces por sus padres

El joven, de 17 años de edad, se suicidó después de publicar una carta de despedida en la madrugada del lunes en la red social china Weibo. La publicación acumula más de 240 millones de visualizaciones.

El joven subió una carta a la red social Weibo contando su situación.

Flickr El joven subió una carta a la red social Weibo contando su situación.

Publicidad

Vendido y abandonado por sus padres biológicos dos veces. No es el guion de ninguna película, sino la escalofriante historia de un joven de 17 años que se ha quitado la vida este lunes en la provincia de Hainan, China.

El joven publicó una carta de despedida en la red social Weibo (versión china de Twitter) en la que explicaba cómo sus padres biológicos lo habían vendido cuando era un bebé a otra pareja, que falleció cuando él tenía tan solo 4 años, según informa el diario China Daily.

Su caso ha conmocionado al país entero. La publicación de Liu, en la que el joven expresaba su deseo de tener "un hogar", acumula más de 240 millones de visualizaciones y pone de manifiesto la gran cantidad de niños desaparecidos en el país asiático.

La historia de Liu

No es la primera vez que el joven expresaba en redes su deseo de conocer a sus padres biológicos. El pasado mes de diciembre, y al conocer la historia de un joven que había conseguido reunirse con su familia 14 años después, grabó un vídeo contando su historia.

Liu explicó que había nacido entre 2004 y 2006 en Datong, en la provincia de Shanxi, y que había sido vendido a los tres meses de edad. Este vídeo consiguió que la policía de Datong encontrase a los padres biológicos del joven, gracias a pruebas de ADN.

Sin embargo, el reencuentro no fue lo que Liu esperaba. Los padres, ya divorciados, no quisieron saber nada de él tras la reunión, según contó en su carta Liu, que se sintió por segunda vez abandonado.

Una situación que unida a las opiniones de los internautas, que aseguraban que había buscado a sus padres por "mero interés", hicieron que el joven no pudiera más.

Compraventa de niños

Familiares de los padres adoptivos explicaron este lunes a medios chinos que la pareja pagó 27.000 yuanes (4.260 dólares, 3.770 euros) por el bebé. La policía de Datong ha anunciado que va a investigar el caso.

En 2021, la policía china encontró a 10.932 niños desaparecidos, de los cuales el 23 % llevaban más de 20 años perdidos, según informaron las autoridades a comienzos de enero.

Estos casos resueltos se enmarcaron dentro de la campaña "Tuanyuan" ("reunión" en chino) puesta en marcha por los organismos de seguridad pública del país asiático en 2016 para resolver este tipo de casos y es que el secuestro de niños es un problema social persistente desde hace décadas en el país asiático.

Publicidad