Miembros de la extensa familia real de Qatar sufrieron un robo el sábado en su habitación del hotel Monument de Barcelona. Los ladrones se llevaron unos 30.000 euros en joyas -un reloj valorado en 20 mil euros y dinero en efectivo.

La puerta de la habitación no había sido forzada por lo que los Mossos sospechan que los ladrones sabían quienes eran sus víctimas y "tenían información suficiente" para cometer el robo. Los miembros de la familia real salieron del hotel a primera hora de la tarde para hacer turismo y no regresaron hasta las 21.00 horas cuando descubrieron que se habían llevado el contenido de lo que guardaban en la caja fuerte.

La policía catalana ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y poder detener a los autores de este robo.