Publicidad

Coronavirus

Pérdida de audición, tinnitus y vértigo, entre las nuevas secuelas que deja el coronavirus

Un reciente estudio revela que estos síntomas podrían convertirse en secuelas en personas que se han contagiado con el SARS-CoV-2.

Pérdida de audición, tinnitus y vértigo podrían ser algunos de los síntomas que aparecerían en personas que han padecido el coronavirus. Un estudio desarrollado por científicos de la Universidad de Manchester y el Centro de Investigación Biomédica de Manchester pone de manifiesto la posible vinculación entre el SARS-CoV-2 y problemas auditivos y vestibulares.

Según la investigación publicada en la revista especializada 'International Journal of Audiology', la prevalencia de la pérdida de oído en personas que han pasado la enfermedad es del 7,6 %. La del tinnitus ronda el 14,8% y del 7,2% en el caso de los vértigos. Esta es la principal conclusión tras la revisión de 56 estudios médicos sobre la asociación entre la COVID-19 y los problemas del oído.

No es la primera vez que existe una correlación entre enfermedades y problemas en la audición. Otros padecimientos de carácter viral como la meningitis, la rubeola o el sarampión pueden derivar en infecciones auditivas porque son capaces de dañar las células sensoriales presentes en el oído interno.

El coronavirus puede producir pérdida auditiva

"En algunos casos los pacientes afirman que los síntomas continúan. Otros señalan que han disminuido, pero existen muchas incógnitas todavía al respecto", explica Kevin Munro, uno de los coordinadores del estudio y director del Centro de Manchester para Audiología y Sordera. El experto reconoce que el impacto del coronavirus a largo plazo aún sigue siendo una incógnita. "Hace falta cautela ya que no está claro que puedan ser atribuidos directamente a la enfermedad o a otros factores".

Sandra González, una de las afectadas relata que tras superar el virus continúa escuchando "unos zumbidos bastante fuertes, como una máquina funcionando todo el día".

Muchas personas que logran combatir el coronavirus se enfrentan meses después a los síntomas que deja tras su paso. Los expertos lo llaman 'COVID persistente' y puede provocar cansancio, malestar general, dolor muscular y articular, mareos, trastornos del sueño, diarrea o dolor de estómago.

Publicidad