200.015500

Publicidad

Coronavirus

Las claves de la psicóloga infantil María Luisa Ferrerós para que los niños no tengan miedo del coronavirus en su primer paseo

la psicóloga infantil María Luisa Ferrerós da una guía práctica de todo lo que se le debe explicar a los niños este domingo antes de salir de casa y cómo se de debe abordar esta nueva realidad.

En resumen

  • No se debe obligar a los más mayores a salir de casa
  • Hay que mostrar mucha empatía

La psicóloga infantil María Luisa Ferrerós da las claves a todos los padres y madres sobre cómo afrontar la nueva realidad a la que se someterán sus hijos a partir de este domingo.

Así responde a las preguntas de Matías Prats y Mónica Carrillo en Antena 3 Noticias Fin de Semana.

¿Qué hacemos con los niños que no quieren salir a la calles?

El objetivo de estas salidas es el bienestar físico y emocional de los niños. Si los niños son pequeños y no quieren salir por miedo se les debe decir que si no fuera seguro no nos dejarían salir y que quedan algunos 'bichitos', pero que ya no tantos. Por eso hay que ir protegidos, no se pueden tocar demasiadas cosas y no nos podemos columpiar. Lo más importante es explicarles que solo se va a dar un paseo, que no se van a encontrar con los amigos y no van a jugar.

A los más mayores y adolescentes que no quieren salir porque se sienten muy a gusto en el confinamiento, hay que respetarlo, y ellos ya saldrán poco a poco cuando quieran.

¿Qué consejo le damos a los padres?

Lo más importante es transmitir seguridad, resolverles las dudas y decirles la verdad con un lenguaje adaptado. Hay que anticiparles cómo va a ser el paseo indicándoles los sitios por los que van a pasar y una referencia de la hora a la que van a llegar, como la hora de comer. Así se evitan riesgos de que salgan y haya que decirles todo el rato las cosas que no pueden hacer. Entonces, en vez de ser algo relajado, nos va a producir más estrés.

¿Cómo hacemos para que entiendan que el paseo tiene límites?

Por eso es importante anticiparlo y explicarles con mucha empatía las normas de lavado y qué recorrido se va a hacer para resolver sus dudas, ajustando sus expectativas a la situación que se van a encontrar. Es muy importante no usar esta salida como premio o castigo de su comportamiento porque se convierte lo que es algo positivo para su salud física y emocional en un objeto de chantaje.

Publicidad