Publicidad

UNA TESTIGO DICE QUE USSÍA LE MOLESTÓ

Jornada de incidentes en el juicio del caso Balcón de Rosales

Intensa sesión en el juicio por la muerte del joven Álvaro Ussía en la discoteca Balcón de Rosales de Madrid. Quince testigos han declarado en la sala. Las más esperadas: las dos chicas que estuvieron en el origen del enfrentamiento entre la víctima y los porteros del local acusados de su muerte. Según el testimonio de las jóvenes, todo empezó porque Ussía y sus amigos las molestaron.

antena3.com | Madrid
| 04.03.2011 21:55

Una de las dos chicas que estaban en la discoteca Balcón de Rosales de Madrid, cerca de donde se encontraba con unos amigos Álvaro Ussía, el joven que después falleció en un altercado, ha testificado que los chicos las estaban empujando, "quizá sin querer", y que en un momento dado Alvaro le tocó "el culo" y varios porteros le echaron. 
La declaración de María Jesús R. ha sido una de las más esperadas en la tercera sesión, de mañana y tarde, celebrada en la Audiencia Provincial dentro el juicio que se sigue contra el acusado Antonio Sánchez 'Pitoño', que se enfrenta a 15 años de prisión por homicidio, y a David Sancio y David Alonso, para los que se piden 13 años como cooperadores necesarios. "Sé que fue Álvaro el que me tocó el culo porque yo me giré rápido", ha declarado María Jesús, que ha comentado que "se imagina" que él estaba bebido porque "no es normal" que tocara "el culo" a una chica que no conoce de nada.

Su amiga Macarena N. ha afirmado que oyó a Álvaro decir a su amiga:"te toco el culo cuando me da la gana y eres una zorra y una hija de puta". Unos porteros de la discoteca que conocían a las dos chicas, ya que Macarena había salido hacía unos meses con uno llamado Rodrigo, les preguntaron qué les había pasado y ellas le relataron el suceso. A continuación, uno de los porteros, que no está acusado, agarró del cuello a Álvaro, de 18 años, y le sacó del local. La versión de estas dos testigos contradice la dada en la vista oral por un primo y dos amigos del fallecido, que declararon que fue precisamente uno de éstos últimos, Rafael L., quien solo dio un pisotón accidental a la chica.

Christian G., un joven que estaba cerca de la discoteca y no conocía a Álvaro, ha asegurado que 'Pitoño' se tiró, ya en la calle, sobre la víctima de forma "brutal". "Me quedé petrificado porque ver a un tío tan grande caer sobre una persona de esa manera, choca, es una brutalidad", ha comentado el joven, que dice haber practicado artes marciales y saber cómo son ese tipo de golpes. La abogada de 'Pitoño' ha cuestionado el relato de este testigo por posibles contradicciones con sus declaraciones en comisaría, pero la presidenta de la sala, María Riera, le ha pedido que no acose a los testigos.

Lucía F., otra testigo, ha dicho que vio a Álvaro discutir e insultar a unos porteros, que le subieron hacia la calle y uno que era "corpulento" le puso de forma "violenta" en el suelo "eso es un barrido, me explicó luego la policía", ha dicho la joven, y le sujetó con una rodilla. Guillermo O., que es socorrista, ha resaltado que atendió a Álvaro cuando estaba en el suelo, y que no respondía a preguntas ni al dolor, tenía pulso, respiraba, pero las pupilas no eran sensibles a la luz. Le pusimos en posición lateral de seguridad hasta que llegaron los efectivos del SAMUR, ha añadido Guillermo, quien ha negado haber dado un mensaje cardíaco al herido.

La tercera sesión del juicio por la muerte de Ussía, ocurrida el 15 de noviembre de 2008, ha comenzado con más de dos horas de retraso debido a que el tribunal de la sección 23 olvidó ayer ordenar el traslado del principal acusado desde la prisión de Soto del Real. Fuentes penitenciarias han informado a Efe de que no ha sido hasta las 10:36 horas de esta mañana cuando han recibido un fax citando a 'Pitoño' para las 10:00 horas. Otro de los incidentes del día ha sido la expulsión de dos amigos del fallecido, que asistían como público, por insultar a 'Pitoño'. La jueza ha ordenado su desalojo atendiendo a la petición de la defensa del principal acusado después que un funcionario de la policía advirtiera los insultos que habrían hecho los dos amigos de Álvaro.

Publicidad