52.010500

Publicidad

Coronavirus Málaga

Indignantes imágenes: 200 personas se reúnen en un chiringuito de Torremolinos sin distancia de seguridad

Las imágenes de un chiringuito de Torremolinos, en Málaga, en el que aparecen reunidas más de 200 personas, que no respetan las medidas contra el coronavirus han provocado la indignación de muchos usuarios en las redes sociales.

Las redes sociales han tardado muy poco en viralizar una polémica imagen de un chiringuito de Torremolinos, Málaga. En la instantánea se ve a una gran cantidad de gente en un chiringuito sin respetar ningún tipo de medida de seguridad para evitar el contagio de coronavirus.

Se rumorea que entorno a este chiringuito del municipio malagueño se reunían más de 200 personas. El problema es que en ningún momento se ve que ninguno de los asistentes lleve si quiera la mascarilla obligatoria para evitar la propagación del coronavirus.

La imagen genera indignación en las redes sociales

La imagen de esta polémica aglomeración no ha pasado inadvertida para muchos usuarios de Twitter, que han aprovechado para quejarse entre otras cosas de la irresponsabilidad de algunos grupos de jóvenes.

De entre todas las quejas no han faltado los que los llamaban negacionistas. También ha habido algunos que pedían el cierre inminente de este chiringuito de Torremolinos. Otros, sin embargo, han optado por hacerse la siguiente pregunta: ¿Estos son los que no quieren que se cierre el ocio nocturno?

No es el primer incidente de este tipo en Torremolinos

Ya hace casi un mes se dio un caso muy parecido en esta misma localidad malagueña. Entonces, la polémica la generó una multitudinaria fiesta en un bar en el que tampoco se respetaron las medidas contra la propagación del coronavirus. De hecho, en las imágenes de la polémica sale un Dj escupiendo agua al publico, que no iba ataviado con la correspondiente mascarilla.

Poco después de que esas imágenes se hicieran virales las autoridades multaron al dueño, que ha tenido que cerrar el local de manera cautelar.

Publicidad