Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura

Publicidad

Extremadura

Extremadura cambia el protocolo de vacunación para poder vacunar a altos cargos

Extremadura ha decidido incluir en el "personal de primera línea" a aquellos que trabajan en la gestión de la pandemia para que se puedan vacunar lo antes posible.

En medio de la polémica por la vacunación de decenas de altos cargos políticos que se han saltado los protocolos, el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha tomado la decisión de modificar el protocolo de vacunación, igualando así en el proceso a altos cargos que trabajan en la gestión de la pandemia con el personal sanitario de primera línea. Según el plan del Gobierno, únicamente será persona de prioridad aquella que trabaje directamente de cara al paciente.

Ante los múltiples casos de políticos y altos cargos de sanidad que se habían saltado la normativa para vacunarse, Extremadura busca cobertura legal para que todo el organigrama directivo que rige Sanidad en esta provincia pueda vacunarse en cualquier momento a partir del 18 de enero sin ningún tipo de consecuencia penal o política.

La modificación en la que se basa este cambio de protocolo de vacunación del Servicio Extremeño de Salud (SES) es en eliminar el concepto “en función de riesgo de exposición” al coronavirus y se abre la puerta a la vacunación del personal directivo y gestor de Salud Pública que trabaja en la gestión de la pandemia, a pesar de la falta de dosis para la población de riesgo que existe en la actualidad.

El diputado regional del PP de Extremadura, Luis Alfonso Hernández, ha solicitado tras el cambio del protocolo de vacunación la dimisión fulminante del consejero de Sanidad José María Vergeles.

Este cambio de protocolo no se ha dado a conocer de forma pública por parte de la Junta de Extremadura, sino que, ha sido desvelado hoy por la COPE, tras la dimisión de Montserrat Rincón, directora territorial de Badajoz del SEPAD. Con la marcha de la responsable del SEPAD se produce la primera dimisión por la polémica de Extremadura.

Publicidad