Todo sucedió el pasado 27 de julio cuando unos vecinos que se encontraban circulando por la carretera A-373 sentido Ubrique, fueron testigos de la conducción temeraria por parte de un vehículo que circulaba en su mismo sentido, alertando a la Guardia Civil a través de 112 de lo que hasta el momento de la detención del vehículo.

Gracias a esta llamada fue alertada la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana de Ubrique así como la Guardia Civil de Tráfico de Villamartín, que se encontraban prestando servicio de vigilancia de carreteras propio de la especialidad y donde a la altura del km.

Durante el seguimiento del mismo se observa como el conductor del Volkswagen, rompe su espejo exterior izquierdo al colisionar por raspado con otro vehículo en sentido contrario, el cual perdió el momentaneamente.

Tras la detención del vehículo junto a la gasolinera de la localidad de Ubrique, los agentes proceden a la identificación del conductor, de 28 años de edad y natural de la provincia de Málaga, ante lo síntomas evidentes de embriaquez que mostraba alcoholemia.