Ana Obregón

El desgarrador mensaje de Ana Obregón al cumplirse dos años de la muerte de su hijo: "El tiempo no lo cura todo"

Ana Obregón ha escrito una emotiva carta al cumplirse dos años de la muerte de su hijo: "El tiempo no lo cura todo".

El emotivo mensaje de Ana Obregón al cumplirse dos años de la muerte de su hijo: "El tiempo no lo cura todo"

El emotivo mensaje de Ana Obregón al cumplirse dos años de la muerte de su hijo: "El tiempo no lo cura todo" Ana Obregón

Publicidad

Hace dos años que Aless Lecquio, hijo de Ana Obregón y Alessandro Lecquio, perdió la vida tras una dura batalla contra el cáncer. En este segundo aniversario, la actriz ha escrito una desgarradora carta en la que explica que el tiempo no lo cura todo.

A Aless le diagnosticaron cáncer en 2018 y el 13 de mayo de 2020 fallecía en un hospital de Barcelona. "Las palabras no alcanzan cuando lo que se quiere decir desborda el alma. Hoy hace dos años que se apagó la luz del mundo con tu partida. Desde entonces he aprendido a estar en la oscuridad, fingiendo que vivo, respiro, trabajo, existo…pero yo no soy la víctima, la víctima eres tú", comienza el mensaje.

Junto a un vídeo con una recopilación de fotografías de Aless, la presentadora explica cómo ha marcado su vida la partida de su hijo: "Con 25 años empezaste esta batalla. Desbordabas tanto amor por la vida, bondad, ingenio, solidaridad y un talento inmenso para tener un futuro brillante iluminándonos a todos los que estábamos a tu alrededor. Un futuro que el puto cáncer te arrebató. Me rompe tu ausencia, la rabia, la injusticia, la tristeza, la melancolía y un cóctel de sentimientos que duelen tanto que muchas veces no puedo soportar", lamenta.

"El tiempo no lo cura todo"

En este contexto, Obregón reconoce que "el tiempo no lo cura todo, no cuando tienes que decir adiós a tu hijo para siempre. Sé que lo entiendes y perdonas mis lágrimas de cada día. Aunque sigan siendo rojas".

A pesar de ello, la bióloga recuerda los momentos vividos con él: "Gracias por pintarme el cielo cada mañana de un azul diferente con nubes derretidas para alegrarme. Papá y yo seguimos tu legado con tu Fundación para investigar el cáncer y ayudar a los demás. Esa es mi única ilusión en este momento. Mientras tanto seguiré abrazándote en mis sueños y perdonándome la vida cada día con tu ejemplo de valentía. Te echo tanto de menos".

Publicidad