"Mi opinión personal es que fue un pirómano", esas fueron las palabras que Luis Trueba pronunció antes de ser detenido el 21 de febrero por la Guardia Civil como presunto autor de uno de los incendios provocados en Cantabria

A las 12:30 estaba previsto que el magistrado del Juzgado Número 1 de Instrucción de Laredo tomara declaración al hombre, de 26 años, que ocupaba el cargo de jefe de Protección Civil en Ramales de la Victoria.

Presuntamente, Luis Trueba está acusado de quemar 130 hectáreas de matorral y bosque bajo. Lo más curioso de todo, es que tres días antes de su detención el propio detenido hizo declaraciones a Espejo Público reconociendo que había denunciado al Seprona los hechos sucedidos. Con lo que no contaba el bombero, es que la geolocalización de su dispositivo móvil le ubicaban en el lugar de los hechos.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, con el que apareció en varias imágenes lo llegó a calificar como "uno de los más trabajadores".

Te puede interesar:

La lluvia pone fin a la oleada de incendios en Asturias y Cantabria

La Fiscalía investiga los incendios de Asturias