267.136000

Publicidad

ESTUDIO DEL HOSPITAL DEL MAR

Proteger el cerebro de los pacientes con cáncer de pulmón durante la radioterapia preserva la memoria

Si se protege el hipocampo, la zona central del cerebro, se pueden evitar secuelas en la memoria y el aprendizaje del paciente. Así lo ha demostrado un estudio del Hospital del Mar de Barcelona promovido por el Grupo de Investigación Clínica en Oncología Radioterápica (GICOR).

Los pacientes de cáncer de pulmón de células pequeñas tienen que someterse a radioterapia craneal como medida de prevención contra la metástasis cerebral (la mitad de los pacientes la sufren durante su enfermedad). La radioterapia afecta a la memoria del 70 % de los enfermos y por eso la mayoría rechaza el tratamiento. Un estudio del Hospital del Mar de Barcelona ha demostrado que proteger la zona del hipocampo puede evitar estas consecuencias al aplicar el tratamiento.

"La doctora Rodríguez me propuso este estudio en el que se protegía el área del cerebro, una parte que es el hipocampo donde está el centro de la memoria y el aprendizaje, y que seguramente tendría muy pocas secuelas o casi ninguna en el tema de memoria", cuenta Angels Soriano, paciente sometida al tratamiento.

El estudio, encabezado por la doctora Nuria Rodríguez de Dios, medica adjunta del Servicio de Oncología Radioterápica, la ha promovido el Grupo de Investigación Clínica en Oncología Radioterápica (GICOR). La investigación ha estudiado a 150 pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas sin metástasis cerebral y han colaborado 12 centros del Estado, además del Hospital del Mar.

"Hay zonas del cerebro que reciben una dosis y otras zonas del cerebro que están recibiendo dosis mucho más bajas, en este caso el hipocampo. Para poder conseguir esto necesitamos que la unidad de tratamiento pueda irradiar 360 grados alrededor del paciente, lo que se conoce como ‘arcoterapia’, se van describiendo arcos alrededor de la zona que queremos tratar y esto nos permite irradiar un volumen amplio pero proteger la zona que nos interesa", explica la doctora Rodríguez.

La clave de este nuevo avance médico es proteger la memoria a través de la protección del hipocampo, la región central del cerebro vinculada, entre otras cosas, a la memoria y al aprendizaje. Este estudio analiza también el impacto que tiene el tratamiento en la calidad de vida de los pacientes, los efectos secundarios, la incidencia de la metástasis cerebral, la supervivencia y los cambios en el volumen del hipocampo.

Publicidad