Mascarillas higiénicas

Publicidad

Mascarilla

La advertencia de Sanidad sobre la importancia del uso correcto de la mascarilla

Desde la red social de Twitter, Salud Pública ha publicado un tuit donde aconseja cómo usar y manipular las mascarillas contra el coronavirus. Además, te explicamos qué tipos de mascarillas hay y cuáles son mejores, la evidencia de su uso si es de manera adecuada y cómo reciclarlas de forma correcta.

Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, la mascarilla se ha convertido en un elemento esencial para el día a día de la población. La mascarilla te protege del virus de la COVID-19 entre otros pero solamente si la utilizas de forma correcta.

Hemos visto como numerosas personas no se la ponen, se la bajan o no la colocan de manera correcta. Por ello, desde la cuenta oficial de Salud Pública gestionada por el Gobierno de España en Twitter, han colgado un vídeo con explicaciones concretas de cómo usar la mascarilla de manera adecuada.

Entre los consejos que nos comunican desde Salud Pública son evitar llevar la mascarilla mal ajustada, no quitársela para hablar, cubrir bien la nariz y la boca y lavarse las manos cada vez que te la quites o la manipules. Además, añaden más consejos como agarrar la mascarilla solo de las cintas laterales, tirarla si está húmeda, sucia o dañada y cuando la guardes, es sería ideal que estuviera en un recipiente que pueda ventilarse y que no esté en contacto con superficies.

Evidencias del uso de mascarillas

Seguir todos estos consejos ha facilitado la disminución de contagios o directamente los ha evitado. Las mascarillas funcionan como barrera para evitar que las pequeñas gotitas que expulsamos al hablar, cantar, gritar o toser entre otras acciones, entren en contacto con otras personas. Por ello, hay estudios que demuestran que las mascarilla reducen la dispersión de estas gotitas.

Incluso si no tienes síntomas, debes usar mascarilla dado que personas que están contagiadas y no muestran síntomas, tanto asintomáticas como presintomáticas, también propagan el virus y asnillo proteges a quienes te rodean.

Tipos de mascarillas

Existen muchos tipos de mascarillas, higiénicas, quirúrgicas y EPIS. Las mascarillas higiénicas cubren boca, nariz y barbilla y están provistas de un arnés que rodea la cabeza o se sujeta en las orejas. Suelen estar compuestas por una o varias capas de material textil y pueden ser reutilizarse o ser de un solo uso. Las mascarillas higiénicas están más indicadas para el uso de personas que están sanas.

Las mascarillas quirúrgicas son las que acostumbramos a ver en ambientes clínicos. Estas mascarillas están diseñadas para filtrar el aire exhalado. Su misión es proteger a quienes están a tu alrededor, evitando la dispersión virica al estornudar, toser o hablar. Están más indicadas para el uso de personas enfermas.

Los EPI se recomiendan fundamentalmente para su empleo por profesionales sanitarios. Existen las mascarillas EPI, tienen como finalidad filtrar el aire inhalado que evita la entrada de partículas contaminantes a nuestro organismo. Según la filtración pueden ser de tres tipos: FFP1, FFP2, y FFP3. Por su parte, aquellas con filtros contra partículas se dividen en P1, P2 y P3. Para la protección contra el coronavirus la más recomendada es la mascarilla FFP2.

Reciclaje de las mascarillas

Desde los inicios del SARS-CoV-2 y del uso de la mascarilla, operarios de limpieza, vecinos y diferentes ciudadanos han denunciado que hay mascarillas tiradas en diferentes playas, parques, carreteras, alcantarillas y calles. Esto pone en peligro no solo la salud de la población, sino también la de los trabajadores que recogen este tipo de residuos y la del medio ambiente de nuestro planeta. ¿Qué debemos hacer con las mascarillas desechables?, ¿es posible reciclarlas?

Las mascarillas quirúrgicas no pueden ni reutilizarse ni lavarse. Esto implica que se generen toneladas de residuos. De media, 45 millones de personas usan una o dos mascarillas desechables cada día, lo que se uniría a los plásticos de los vertederos y que daña el ecosistema no solo marino. Esto supone un problema, pero hay otro, y es que estas mascarillas no están fabricadas con productos biodegradables, si no con derivados del petróleo, lo que hace que puedan tardar en descomponerse entre 300 y 400 años.

Por ello, se están buscando alternativas. Estas mascarillas quirúrgicas y los filtros de las de tela deben depositarse en el contenedor gris o verde. Y si puede ser, dentro de una bolsa independiente. Los botes de gel hidroalcohólico deben tirarse en el contenedor amarillo. El reciclaje responsable de este tipo de productos que ya están muy presentes en nuestras vidas deben tenerse muy encienta para poder cuidar del ecosistema.

Publicidad