22

Publicidad

Coronavirus

Un vídeo explica la importancia de ajustarse correctamente la mascarilla para evitar el coronavirus

La mascarilla tiene que ir bien ajustada, de lo contrario no evitaríamos la transmisión y el contagio por coronavirus. La solución que propone un científico español es utilizar mascarillas elastoméricas que combinan el material de la N95 y la silicona para su mejor adaptación.

Tan importante es utilizar la mascarilla para evitar el contagio por coronavirus, como llevarla bien ajustada. Es lo que advierte el científico español, José Luis Jiménez. El investigador explica a través de un vídeo que las mascarillas del tipo FFP2 o las quirúrgicas pueden ser inservibles a la hora de protegernos frente a la enfermedad si no se colocan de forma correcta.

Si no está bien ajustada no puede filtrar de forma efectiva

El experto en la transmisión por aerosoles detalla que el peligro proviene de los pequeños huecos que quedan descubiertos y que provocarían fugas por las que se transmitiría el virus.

"Por huecos que nos parecen pequeños pasa la mitad de aire sin filtrar. En este video se ven tres mascarillas, la N95 y quirúrgica están mal ajustadas y tienen muchas fugas". El científico asegura que en algunos hospitales y centros de trabajo "donde se usan las N95 o las FFP2 para protegerse de amenazas series, hay personas entrenadas para medir el ajuste a la cara y midiendo fugas de aerosoles".

Mascarillas elastoméricas

Sin embargo, no es fácil conseguir un buen ajuste, principalmente en las del tipo N95, debido a la banda de metal que incluyen y que dificultan el correcto sellado. Según el científico español, tanto las FFP2 como las N95 "tienen un problema de diseño" y es que "el material se escoge para filtrar bien, pero se le pide a ese mismo material que ajuste bien y eso es difícil". Lo que propone son mascarillas "elastoméricas que usan material N95 para el filtro y silicona para ajustar mejor".

Spray nasal y mascarillas que neutralizan el virus en menos de 1 minuto

Un grupo de investigadores de la Universidad Católica de Valencia han desarrollado sprays nasales y mascarillas biodegradables que matarían al virus en menos de 1 minuto.

Publicidad