Rusia cerrará el consulado de Estados Unidos en San Petersburgo en respuesta a la expulsión de diplomáticos

Publicidad

Rusia

Rusia mueve ficha contra Biden y llama a consultas a su embajador en Washington

El Kremlin de Moscú asegura que las relaciones "ruso estadounidenses atraviesan una situación grave" tras el último cruce de acusaciones entre los responsables de ambos países.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha lanzado un mensaje a su homólogo ruso, al que acusa de "asesino". Según el líder americano, Putin debe "pagar un precio" por haber intentado socavar su candidatura en los comicios presidenciales americanos. El Kremlin no ha tardado en reaccionar a estas declaraciones, que ha calificado de infundadas, y ha llamado a consultas a su embajador en Washington, Anatoli Antónov.

En un comunicado, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Vladímirovna Zajárova, ha explicado que "el embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antónov, fue llamado a consultas a Moscú, con el fin de analizar qué hacer y en qué dirección avanzar en el contexto de las relaciones con EEUU".

Inteligencia de EEUU acusa a Rusia de injerencia en las elecciones

Los servicios de inteligencia americanos también culpan a Rusia de intromisión en las elecciones presidenciales de 2020. Denuncian que el presidente, Vladímir Putin, "autorizó una "amplia gama" de maniobras para debilitar la confianza pública en el proceso electoral e incrementar las divisiones en perjuicio de Joe Biden, entonces candidato a ocupar la Casa Blanca, y a favor del exdirigente, Donald Trump.

Rusia se defiende argumentando que "lo importante radica en definir cuáles pueden ser las formas de mejorar las relaciones ruso estadounidenses, que atraviesan una situación grave, y que han sido llevadas por Washington en los últimos años a un callejón sin salida". El objetivo es evitar "la degradación irreversible" de las comunicaciones entre ambos países, "si los estadounidenses son conscientes de los riesgos que esto implica".

El cruce de acusaciones es una constante entre ambos países. El presidente de la Cámara baja del Parlamento ruso ha definido las declaraciones de Biden como una "ofensa a todos los ciudadanos rusos" y "una histeria provocada por la impotencia". Mientras que Andréi Turchak, vicepresidente del Senado de Rusia, ha matizado que sus palabras representan "el marasmo político de EEUU y la demencia senil de su líder".

Publicidad