Afganistán

Un policía recuerda el drama en el aeropuerto de Kabul: "Una madre tuvo que elegir entre sus hijos"

Víctor Bellón, miembro del Cuerpo Nacional de Policía, participó en las evacuaciones de Afganistán y asegura que hubo una imagen que se le quedó grabada: "La madre tuvo que elegir entre salvar a un hijo o al otro. Eso fue lo más duro".

En resumen
  • "Como padre, para mí sería imposible elegir"
  • Admite que "hubo momentos" en los que temió por su vida, especialmente "en el atentado del último día"
Un policía recuerda el drama en el aeropuerto de Kabul: "Una madre tuvo que elegir entre sus hijos"

EFE Un policía recuerda el drama en el aeropuerto de Kabul: "Una madre tuvo que elegir entre sus hijos"

Publicidad

Durante las evacuaciones llevadas a cabo en Afganistán, el Ejército español logró sacar a un total de 1.898 personas, de España y de otros países como Estados Unidos, países de la Unión Europea, de la ONU, de la OTAN, y el personal de la embajada española en Kabul.

110 militares españoles participaron en el operativo de evacuación de personas en el aeropuerto de Kabul, donde dejaron pertenencias, incluso vehículos de la UME para dejar más espacio en los aviones para los últimos repatriados. Víctor Bellón es uno de ellos, el cual ha contado su experiencia.

"Tuvo que elegir entre salvar a un hijo o al otro"

Víctor Bellón es uno de los policías que participó en las operaciones de evacuación en Afganistán, el cual ha sido recibido, entre otros, por la subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas. Allí, ha manifestado, visiblemente emocionado, que hubo una imagen que se le quedó grabada: "Un niño que lloraba" porque dejaba a su hermano, ya que "la madre tuvo que elegir entre salvar a un hijo o al otro".

Asimismo, indica que el pequeño tuvo que quedarse con su padre en Afganistán, mientras su madre huía con su hermano. "Eso fue lo más duro. Como padre, para mí sería imposible elegir", asegura.

Temió por su vida en el atentado en Kabul

Bellón trabaja en el Cuerpo Nacional de Policía desde hace 27 años, en concreto, en las Unidades de Intervención Policial, y lo destinaron a Kabul en mayo de 2021. Sin embargo, la llegada de los talibanes a Kabul cambió su labor.

Destaca que la experiencia fue "satisfactoria" por "poder ayudar a esa gente". Sin embargo, admite que "hubo momentos" en los que temió por su vida, especialmente "en el atentado del último día". Manifiesta que los últimos días el objetivo era "sobrevivir" y que no dudaría en repetir lo que hizo si fuera necesario "por ayudar".

Lamenta la situación de las personas que no han podido huir del país porque siendo colaboradores extranjeros "están considerados como traidores" y asegura que las mujeres "son las que más van a padecer", junto con los niños.

Publicidad