COVID-19

La nueva variante Ómicron del coronavirus, en la viñeta gráfica de Alfredo Boto-Hervás

Nuestro ilustrador, Alfredo Boto-Hervás, muestra cómo la nueva variante Ómicron de la COVID-19 "vuelve a poner a África en el ojo del huracán internacional".

La nueva variante Ómicron del coronavirus, en la viñeta gráfica de Alfredo Boto-Hervás

A3N La nueva variante Ómicron del coronavirus, en la viñeta gráfica de Alfredo Boto-Hervás

Publicidad

El mundo ha vuelto a mirar a África en los últimos días desde que se detectase la nueva variante Ómicron. Esto es precisamente lo que Alfredo Boto-Hervás ha querido plasmar en su última viñeta.

"Lo que faltaba, Ómicron". Con estas palabras el continente africano se muestra enfadado y pide al mundo entero una solución: "Ni Hakuna, ni Matata, ni leches, avisamos...el mundo nos castiga".

Un sentimiento que comparte el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, que ha manifestado que no se puede "castigar" a su país por ser el lugar donde fue detectada la cepa.

Desde Alianza Africana para la Entrega de Vacunas explican que "la aparición de esta variante era inevitable" y advierten que es consecuencia "de la falta de vacunación por el acaparamiento de vacunas por parte de los países desarrollados"

La UE acuerda prohibir vuelos a regiones africanas

El aumento de positivos vinculados a la nueva cepa se ha generalizado en toda Europa y comienzan a peligrar las fiestas navideñas. Por esta razón, los 27 países de la Unión Europea han acordado prohibir vuelos a 7 países africanos: Sudáfrica, Lesoto, Mozambique, Botsuana, Esuatini (también llamado Suazilandia), Namibia y Zimbabue.

Antes del anuncio del bloque comunitario, España ya había anunciado la suspensión de las conexiones aéreas y la prohibición de la entrada a viajeros procedentes de países del sur de África.

Primer caso en España

Sin embargo, hoy se ha confirmado el primer caso de la variante Ómicron en Madrid. Se ha detectado mediante un cribado con test de antígenos en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Se trata de un hombre de 51 años que regresó de Sudáfrica el pasado 28 de noviembre con sintomatología leve.

Publicidad