Francia

Investigan la muerte de una familia en Francia como posible parricidio

La policía ha abierto una investigación. En estos momentos, todas las miradas se centran en el padre, principal sospechoso del parricidio.

Un coche de policía en Francia

Un coche de policía en Francia Imagen de archivo

Publicidad

Francia sigue conmocionada. Este fin de semana, cuatro miembros de una familia eran hallados sin vida en el interior de su domicilio. Los hechos ocurrían en Carantec, una pequeña localidad costera de Bretaña, al noroeste del país.

Los agentes de la Policía Local y varios efectivos del cuerpo de Bomberos se desplazaban hasta la vivienda tras una llamada a los servicios de emergencias, por parte de la abuela paterna, que denunciaba no tener noticias sobre la familia desde un día antes.

Ya allí, los agentes decidían adentrarse en el domicilio, en cuyo interior encontraban al padre de familia ahorcado, en la planta baja. Poco más tarde, en las habitaciones de la primera planta, la mujer y los dos hijos menores de edad, de 9 y 12 años, eran hallados sin vida, lo que saltaba las alarmas de los investigadores.

Los cuerpos, tal y como explican fuentes policiales, no presentaban aparentes signos de violencia, por lo que ahora se investiga si se trata de un parricidio o no. Algunas fuentes apuntan a un posible envenenamiento, aunque, por el momento, se desconocen las causas exactas.

Ahora, la investigación está a la espera de la autopsia, que será la encargada de determinar la causa exacta del fallecimiento de la mujer, de 38 años, y los dos hijos.

En estos momentos, todas las miradas se centran en el padre, principal sospechoso de este parricidio. No obstante, no se descarta ninguna hipótesis.

La pareja, al parecer, tal y como explica la emisora de radio francesa RTL, podría estar en trámite de separación.

En Gijón, una mujer ha sido detenida por la muerte de su hija

Este lunes, la Policía Nacional ha detenido a una mujer tras encontrar en el interior de su vivienda, en Gijón, el cuerpo sin vida de su hija, de tan solo 6 años.

Fue un familiar de la menor la que alertó a los agentes de la desaparición de madre e hija, por lo que la Policía decidió personarse en la vivienda, donde encontraron a la mujer tumbada al lado del cadáver.

Supuestamente, la menor habría tomado barbitúricos, un fármaco que actúa como sedante del sistema nervioso central, lo que pudo provocar su muerte.

Ahora, la Policía Nacional ha abierto una investigación y se está a la espera de los resultados de la autopsia.

Publicidad