Conclusiones demoledoras en los 'papeles secretos' que maneja el gobierno británico sobre los efectos negativos de un Brexit duro para la economía de Gibraltar.

En el informe que maneja el Ejecutivo de Boris Johnson se considera que "debido a la imposición de controles en la frontera con España, Gibraltar sufrirá interrupciones en el suministro de bienes -incluidos alimentos y medicinas" y "en el manejo transfronterizo de residuos, de más de cuatro horas y que podría prolongares por varios meses". Los retrasos en el paso de trabajadores por la frontera tendrá también un impacto negativo en la economía del Peñón.

El texto acusa también a las autoridades de la colonia de no haber preparado aún ni las infraestructuras ni las leyes necesarias para hacer frente a la posibilidad de un Brexit sin acuerdo.