Publicidad

George Floyd

El duro testimonio de una adolescente que presenció la muerte de George Floyd: "Suplicaba por su vida"

Mineápolis ha acogido este martes el segundo día del juicio contra Derek Chauvin, el expolicía acusado de asesinar por asfixia a George Floyd. Los testigos que se han sentado en el banquillo coinciden en que la víctima no opuso resistencia y que llegaron a "tener miedo" del agente.

Segundo día del juicio contra Derek Chauvin, el expolicía de 46 años acusado de homicidio y asesinato por la muerte de George Floyd. Durante 9 minutos y 26 segundos, hincó su rodilla sobre el cuello de la víctima, provocando su supuesta muerte por asfixia. Los testigos que han ido pasando por el banquillo coinciden en que Floyd estaba indefenso cuando se produjo el crimen.

En total, 5 personas han declarado este martes en la segunda ronda del juicio contra Chauvin, 3 de las cuales eran menores de edad. Una de ellas solo tenía 9 años.

Todos sus argumentos siguen la misma línea: Floyd no opuso resistencia contra la autoridad en el momento de su detención, solo estaba suplicando por su vida al no poder respirar.

"Pensé que había presenciado un homicidio"

Con Donald Winn Williams, testigo de los hechos, ha arrancado la segunda sesión del juicio por la muerte de George Floyd. Durante su testimonio ha asegurado que Chauvin "seguía encima" de George mientras los paramédicos se acercaron para atenderle.

"Estaba muy nervioso, no sabía qué hacer, me pareció que había presenciado un homicidio", explicaba Williams, que llamó a la Policía para alertar de la agresión.

En la llamada, aportada hoy como nueva prueba en el juicio, se puede escuchar cómo traslada su preocupación a los agentes. "Están tratando de matar a estos ciudadanos". Además, insiste que Floyd "dejó de respirar" después de que Chauvin estuviera más de 9 minutos encima de su cuello.

"No se resistió al arresto, estaba esposado. No sé si estaba muerto con certeza, pero no respondió cuando la ambulancia vino a buscarlo", continúa, mientras utiliza un pañuelo para secarse los ojos.

Segunda testigo: "Vi a un hombre asustado y aterrorizado"

La segunda testigo es una estudiante de 18 años que presenció los hechos del pasado 25 de mayo. Su identidad se ha mantenido en secreto, ya que era menor cuando se produjo el supuesto crimen.

Ella y su prima estaban paseando cuando vieron lo que estaba pasando en el Cup Foods aquel día, un hecho que ha podido confirmarse en los vídeos aportados en el juicio.

"Vi a un hombre asustado y aterrorizado suplicando por su vida. No estaba bien, estaba sufriendo", asegura la entre lágrimas. En ese momento, sacó su teléfono móvil para capturar las imágenes, admitiendo que no fue hasta más tarde cuando supo que el hombre en el suelo era George Floyd.

La testigo ha reconocido también que se sintió amenazada por Chauvin, a quien ha reconocido en una fotografía. "Pusieron la mano en la maza. No recuerdo si realmente nos apuntaron, pero pusieron la mano y todos retrocedimos".

Tras un receso de 15 minutos, la testigo ha sido preguntada por la actitud del exagente en el momento en el que se produjo el supuesto crimen. Asegura que tenía "una mirada fría" y despiadada, y que les observaba como si no le importara lo que estaba haciendo, llegando incluso a apretar todavía más fuerte ante los comentarios de la gente.

Testigo de 9 años: Los sanitarios pidieron a Chauvin que "se bajara de él"

El jurado ha escuchado a la tercera testigo de hoy, una niña de 9 años que estaba en la escena del supuesto crimen cuando ocurrieron los hechos.

Respondiendo a las preguntas del fiscal, la niña asegura que vio a un oficial poniendo su rodilla sobre el cuello de Floyd y que mantuvo dicha posición hasta que el personal de la ambulancia le pidió "que se bajara de él". La defensa de Chauvin ha rechazado interrogar a la pequeña.

"Sus ojos se estaban girando hacia atrás"

Llega el turno de la cuarta testigo de este martes. Se trata de una mujer de 18 años que tampoco salió ante cámara por ser menor de edad cuando ocurrieron los hechos.

Según ha podido relatar, cuando llegó al Cup Food ya había varias personas que estaban rogando a los policías que liberaran a Floyd.

"Le escuché diciendo que no podía respirar y llamando a su madre", cuenta la testigo, que asegura que desde el primer momento supo "que algo iba mal". Entonces, sacó su móvil y empezó a grabar la escena.

"Se notaba que estaba hablando con pequeñas respiraciones cada vez más pequeñas y escupía un poco cuando hablaba. Trataba de mover la cabeza porque se sentía incómodo", asegura.

Cuando dejó de hablar, fue cuando se preocupó todavía más. Supo que si lo retenían mucho más tiempo, "no viviría".

Durante varios segundos, la testigo ha tenido que detener su testimonio por no poder contener las lágrimas. "Es difícil porque sentí que no podía hacer nada por él", cuenta.

Aún emocionada, ha contado como en el rostro del afroamericano se podía ver "lentamente" que le fallaba la respiración. "Sus ojos se estaban girando hacia atrás", concluía.

"Floyd estaba morado"

La última de las testigos en subirse al banquillo repite la misma versión que el resto de los testimonios. Asegura que todos los que estuvieron presentes se sintieron "entumecidos" e incluso llegaron a tener miedo de Chauvin.

Cuando llegaron los sanitarios, Floyd ya estaba "morado, como si no tuviera suficiente circulación". Asegura que en ningún momento los oficiales le propusieron asistencia médica. No ha podido volver al Cup Foods desde entonces, insiste en que no quiere volver a recordar lo que sucedió el 25 de mayo de 2020.

Declaraciones durante la primera sesión del juicio

El fiscal del juicio, Jerry Blackwell, se dirigió ayer al jurado para pedir la condena del exagente, asegurando que era "todo menos inocente". Blackwell considera que Chauvin abusó de su superioridad profesional para aplicar "una fuerza excesiva" sobre Floyd, detenido minutos antes por pagar con un billete falso en una tienda.

Por su parte, el abogado de la defensa, Eric Nelson, mantiene la versión de que George murió por una sobredosis. Insiste en que el informe de la autopsia arroja resultados positivos en metanfetamina y otras sustancias. Además, se encontraron varias pastillas en el vehículo de Floyd en las que se encontró ADN de su saliva.

Varios testigos aportaron también su testimonio durante la primera sesión del juicio. La trabajadora del 911 que envió una patrulla tras recibir la alerta asegura que "algo raro estaba pasando". Pensó que la imagen se había congelado con Chauvin encima de Floyd, hasta que se dio cuenta de que durante más de 9 minutos mantuvo su posición sobre el cuello de la víctima.

Otra de las testigos aseguró que Floyd no opuso resistencia a la autoridad, tal y como defiende el abogado de Chauvin.

Publicidad