El candidato socialista Daniel de la Rosa ha sido proclamado este sábado alcalde de Burgos, gracias a que los dos concejales de Vox en el Ayuntamiento han votado a su propia candidatura. De esta manera, De La Rosa, que encabezaba la lista más votada en las pasadas elecciones municipales, con 11 concejales, ha sido proclamado alcalde al no tener ninguna candidatura alternativa la mayoría absoluta.

En la sesión, el PP ha renunciado a presentar candidato y ha aportado su voto al cabeza de lista de Cs, Vicente Marañón, que finalmente ha quedado con 12 apoyos a falta de dos para la mayoría a absoluta, por lo que De la Rosa fue proclamado al encabezar la lista más votada en las elecciones municipales.

El Partido Popular ha anunciado una moción de censura contra el nuevo alcalde socialista, el mismo día de ser elegido. El vicesecretario de Organización de los populares, Javier Maroto, ha anunciado en su cuenta de Twitter que iniciará los trámites para la moción de censura, "para que se cumpla el acuerdo pactado".

 

En Huesca, por su parte, un voto en blanco inesperado ha otorgado al socialista Luis Felipe, cabeza de la lista más votada, la alcaldía de Huesca, donde la popular Ana Alós solo ha cosechado 12 votos (9 de su grupo y 3 de Ciudadanos), insuficientes para la mayoría absoluta, situada en trece ediles.

Felipe, que ganó las elecciones y tiene diez concejales, será el nuevo alcalde de la capital altoaragonesa, ciudad en la que, al parecer, ha saltado por los aires el acuerdo global alcanzado esta noche pasada por PP y Vox para favorecer gobiernos de derechas en las capitales de provincia donde fuera posible.

Javier Maroto, a través de un mensaje en Twitter, ha asegurado que su partido iniciará los trámites para una segunda moción de censura al alcalde de Huesca. En su mensaje, asegura que Ciudadanos "ha incumplido su compromiso en Huesca, permitiendo un alcalde del PSOE".

 

Por su parte, Vox ha asegurado que sus dos concejales de Burgos tenían orden de apoyar al candidato de Ciudadanos a la alcaldía, Vicente Marañón. No obstante, Los dos ediles del partido de extrema derecha han votado a su propia candidatura. Según ha advertido la dirección nacional de Vox, "tendrán ahora que asumir las consecuencias que estime el Comité de Garantías" en los próximos días.

Donde lo acordado no se ha salido del guion ha sido en Palencia y Jaén. Ambas alcadías caen en manos de la formación naranja. Sin embargo, en otros ayuntamientos, Ciudadanos llega al poder gracias a un pacto con el PSOE. Así, en Albacete y Ciudad Real, Ciudadanos y PSOE se turnarán en la alcadía.

Además, en Melilla, el único diputado de Ciudadanos, Eduardo de Castro, ha sido proclamado presidente de la ciudad autónoma con los votos de Coalición por Melilla y el PSOE.

En el caso de Guadalajara y Cáceres, Ciudadanos ha sido clave para que el PSOE se haga con el bastón de mando. Lo mismo que en Santa Cruz de Tenerife Ciudadanos ha apoyado al Partido Socialista.