Pedro Sánchez ha ocupado el sillón azul de presidente del Gobierno por última vez antes de las elecciones, con la duda de si las urnas le permitirán reunir los escaños suficientes para repetir en el cargo.

Lo que sí sabe con seguridad es que hoy ha asistido al pleno sin ser diputado, porque abandonó el escaño en 2016, pero que cuando se constituyan las nuevas cámaras habrá recuperado ya su condición de parlamentario.

También te puede interesar...

Así se han despedido Sánchez y Casado en el último pleno del Congreso

Sánchez llama a que el próximo Congreso sea un lugar para unir y no enfrentar en su última comparecencia