El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene "bastantes esperanzas" en el diálogo abierto por los agentes sociales sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones, y cree posible que se alcance un acuerdo este primer semestre del año, según ha subrayado en una entrevista con EFE.

Sánchez también hace balance sobre la situación económica en esta entrevista en la que augura que este año puede ser el primero, tras "una década perdida de crisis económica", en el que el paro se reduzca por debajo de los tres millones de personas, con más de diecinueve millones de afiliados a la Seguridad Social.

El jefe del Ejecutivo admite estar abierto a que se incluya el control de precios de alquiler que reclama Podemos y que el Ejecutivo no ha incluido en el decreto ley que aprobó el pasado 14 de diciembre, pero que sí podría añadir en su tramitación como proyecto de ley.

Advierte no obstante a Podemos de que la izquierda no es mayoritaria en el Congreso y que habrá que hablar con otras fuerzas parlamentarias conservadoras tanto para convalidar el decreto como para tramitarlo como proyecto.

Del mismo modo recuerda que hay otros compromisos como el de derogar la reforma laboral que necesitan del voto favorable de más partidos que Podemos. Sí admite que se pueden "articular mayorías" para modificar, al menos, los aspectos "más lesivos" de la legislación laboral actual, entre los que cita la cuestión de la subcontratación o el registro de horarios.

En su análisis económico, Sánchez recuerda por otra parte que el objetivo de su Gobierno es el de acometer una fiscalidad más progresiva. "¿Es justo desde el punto de vista fiscal que haya grandes corporaciones en nuestro país que paguen menos impuestos que las pequeñas o medianas empresas? A juicio del Gobierno, no", dice el presidente, quien confirma que estas medidas se aprobarán mediante decretos de forma paralela al proyecto de ley presupuestario.

Unos presupuestos que, como ha avanzado Sánchez en esta entrevista, el Consejo de Ministros aprueba este viernes y que quiere negociar con todos los partidos. En este sentido ha recalcado que no solo se dirigirá a los partidos independentistas, sino también a aquellas fuerzas políticas que están pidiendo, precisamente, no depender de esos partidos para poder sacar adelante las cuentas.

"Le vamos a tender la mano también a Ciudadanos y al PP", señala en este sentido Sánchez. E insiste en cualquier caso en desligar la negociación presupuestaria de la situación política en Cataluña.

A pocos días de saberse si la salida del Reino Unido de la UE será o no acordada, Sánchez explica que España lleva preparando "desde el minuto uno" planes de contingencia y cooperación con la Comisión Europea y en coordinación con todos los ministerios.

Aquí puedes ver la ENTREVISTA COMPLETA: