El presidente de Cs, Albert Rivera, ha asegurado este sábado que no ve en el votante del PSOE o del PP un "enemigo", sino un "compatriota", y ha reprochado a ambos partidos, en especial al PP de Pablo Casado, que esté "demasiado preocupado" en buscar diferencias, "hablando todo el día de Franco o del aborto".

"No me veréis hablando de Franco o del aborto, eso lo dejo para Casado y Sánchez. Yo quiero hablar de España", ha dicho Rivera en un acto de partido en L'Hospitalet del Llobregat, en el que ha abogado por poner sobre la mesa otros temas más importantes "como la educación de nuestros hijos o la innovación de las empresas".

Rivera ha hecho especial mención al exministro socialista de Trabajo Celestino Corbacho, presente en el acto y que se suma como número tres a la lista de Manuel Valls al Ayuntamiento de Barcelona, y ha apostado por sumar "gente con empuje y experiencia". "Ojalá Celestino, consigáis junto a Manuel Valls y esa plataforma, que hemos formado, liderar Barcelona, que necesita un alcalde y un equipo de constitucionalistas para que vuelva a ser motor de España" ha añadido.

En la misma línea, la líder en Cataluña y candidata por Barcelona, Inés Arrimadas ha asegurado que España no se puede permitir cambiar al PSOE por el PP porque "cuando se les deja solos, nos venden. Hemos sido moneda de cambio".