El ministro del Interior en funciones, Juan Ignacio Zoido, ha querido despedirse de los agentes de la Policía y de la Guardia Civil con una carta en la que les asegura que han sido "un ejemplo constante" y "un estímulo" en su tarea de "servir a España y a los españoles".

Zoido se muestra orgulloso del equipo que ha tenido y que ha hecho posible, entre otras cosas, la equiparación salarial, aunque lamenta que las vicisitudes en la tramitación de los Presupuestos y la actual coyuntura política hará "difícil" que se incorpore en la nómina de julio la primera regularización, como había sido su deseo.

"Estaremos vigilantes para que, una vez aprobados los Presupuestos, se produzca dicha regularización de manera inmediata", añade Zoido, quien señala también que ya está firmada la propuesta de adjudicación del contrato a la auditoría que se encargará de verificar o subsanar, en su caso, las cantidades de la equiparación.

Y concluye: "Os he visto defender la unidad nacional en momentos terribles, luchar contra la lacra del terrorismo o el narcotráfico y darnos apoyo y seguridad a todos los ciudadanos, cada día, cada hora. Esta experiencia me acompañará siempre y jamás podré agradeceros lo que he vivido junto a vosotros".