Reino Unido:

Con una primera ministra cuestionada tanto en Londres como en Bruselas, haciendo frente a sus propias filas y a una situación de caos político que está lejos de resolverse.

Francia:

El panorama no es nada fácil para un presidente que renegó del socialismo para crear un partido nuevo con tesis liberales y que ha visto su proyecto muy criticado por el movimiento social de los chalecos amarillos. Allí se intenta frenar el ascenso de la ultraderecha,

Alemania:

Este año afronta este año elecciones clave en varios estados. Los socialistas podrían recuperar algo de terreno y los conservadores preparan su estrategia ahora que ya no los lidera Angela Merkel.

Italia:

La Liga Norte de Salvini está en el gobierno junto al Movimiento 5 estrellas, dos formaciones populistas, en alianza, que han hecho desaparecer la división clásica entre progresistas y conservadores, pero que han tenido que rectificar sus presupuestos para lograr que la Comisión Europea los apruebe.