El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, rechazó volver a negociar con Unidas Podemos la conformación de un gobierno de coalición porque “el momento” para ello “era julio” y acusó a la formación morada de haber abordado la negociación como un “ensayo para septiembre”.

En una entrevista en Espejo Público, el secretario de Organización del PSOE afirmó que “la alternativa que hay ahora es un Gobierno del Partido Socialista” y sostuvo que es la única. “Hay una cuestión evidente que es que uno asume el resultado electoral o no lo asume y aquí los partidos que han perdido no lo asumen”, prosiguió Ábalos, quien lamentó que “el procedimiento de investidura permite bloquear la situación y lo están utilizando”.

En cuanto a la relación con Unidas Podemos, se sumó a las declaraciones del presidente en funciones, Pedro Sánchez, al afirmar que “es evidente que hay una desconfianza” incluso, según el ministro, “de si somos o no de izquierdas”. “Cualquier propósito, cualquier aventura o cualquier proyecto exige un depósito de confianza o al menos la voluntad de confiar”, reiteró Ábalos, que “hay que iniciar una aventura, un propósito o una empresa sabiendo que tiene que culminarla bien”, algo que a su parecer no hizo el partido de Pablo Iglesias.

“Al final el resultado fue claro y fue delante de toda España”, lamentó el ministro, quien considera que lo que pidió Iglesias en el debate de investidura, las competencias de las políticas activas de empleo, “no es que fuera relevante” después de haber calificado la propuesta socialista como “decorativa”. En esta línea, rechazó que el Gobierno esté lanzando “excusas” para no negociar con Podemos porque “nosotros al final accedimos al Gobierno de coalición, pero no a aceptar la participación de un pequeño gobierno dentro de otro”.

Por ello, defendió que “el margen” de negociación ahora es el compromiso de un programa político, “el para qué” se forma un Gobierno que obtenga el respaldo del Parlamento, algo que todavía no se ha logrado. Por ello, concluyó que “a fecha de hoy” todavía no se dan las condiciones para que Pedro Sánchez afronte una nueva sesión de investidura en septiembre, por lo que no descartó que pueda rechazar intentarlo tal y como hizo Mariano Rajoy en 2016, según recordó. “Lo intentará si se dan las condiciones”, sentenció.