Precio luz

¿Por qué es tan cara la luz y cómo se fija el precio?

La demanda y los fuertes costes por emitir CO2 son factores del elevado precio de la electricidad.

En resumen
¿Por qué es tan cara la luz? Así se fija el precio

Publicidad

El precio de la luz no da tregua y el coste del megavatio alcanzaba esta mes de septiembre su nivel más alto en 20 años, alcanzando el récord del 11 de enero de 2002, cuando el megavatio hora se pagó a más de 103 euros de media diaria.

Varios son los factores que influyen en este elevado precio de la luz: los precios del gas para generación eléctrica, que se encuentran disparados sobre los de consumo general, los precios de los derechos de emisión de CO2 y, por último, la fuerte demanda por las olas de calor, o los inviernos más fríos cada vez más intensos.

Para que todos lo entendamos

El precio se fija en una subasta, imaginemos un ring de boxeo. A un lado, las empresas comercializadoras, las que llevan la electricidad hasta la puerta de nuestras casas o a nuestras empresas; al otro lado del ring, las generadoras de energía, las grandes empresas de nuestro país; y de árbitro, el Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE), que cada día subasta el precio que va a tener la luz al día siguiente.

En la subasta, las energías más baratas son la eólica, la fotovoltaica, la nuclear y la hidroeléctrica, pero en España no se puede abastecer solamente con esas 4 energías, por lo que se necesita gas, el se tiene que importar del exterior.

Con la demanda, las comercializadoras eligen el tipo de energía y en el punto de cruce, es el precio que se paga, por lo tanto al final pagamos las energías más baratas mucho más de lo que se vende.

El gas es tan caro porque genera CO2 con lo cual contaminan y se tienen que pagar cánones, lo que repercute en la factura, la demanda es otro factor importante sobre todo ahora a en verano con el calor y en invierno con "Filomena".

El resultado es que el alto coste eléctrico se ha comido las rebajas impositivas aprobadas por el Gobierno, que retocó el IVA eléctrico del 21% al 10% para los consumos de hogares hasta final de año y ha congelado un trimestre la tasa de generación del 7% que pagan las eléctricas y se repercute al precio.

Publicidad