Contratación

El Gobierno derriba un "peso muerto" y aprueba nuevos incentivos para la contratación indefinida

El Ejecutivo aprueba el real decreto ley por el que se regulan los incentivos a la contratación laboral y medidas de impulso y mantenimiento para el empleo estable.

Publicidad

El Gobierno ha aprobado este martes en el primer Consejo de Ministros del 2023 los nuevos incentivos para contratos indefinidos. El Ejecutivo ha sacado adelante el real decreto ley de incentivos a la contratación laboral y otras medidas de impulso y mantenimiento de empleo y de calidad.

Desde el Ministerio de Trabajo y Economía Social introducen reformas en el sistema de incentivos y bonificaciones al empleo de colectivos que tienen dificultades de inserción laboral. Así lo ha detallado la ministra de Trabajo Yolanda Díaz. Se busca fomentar el empleo indefinido. Asimismo, quien reciba el incentivo tiene la obligación del mantenimiento del empleo durante 3 años.

Para Yolanda Díaz, el actual sistema es un "peso muerto" y deciden "corregir una de las grandes deficiencias de políticas fallidas en España". La norma quedará a disposición de la negociación parlamentaria. Esta reforma-excepto para los casos de discapacitados- recorta a todo tipo de ayudas al empleo temporal. Las ayudas se dedicarán exclusivamente a fomentar el trabajo estable.

El Gobierno planea ahorrar 485,93 millones de euros al año por la supresión de contratos temporales y bonificaciones de cotizaciones sociales. La norma llega en la misma línea de la reforma laboral que busca restringir la contratación temporal.

Facilitar la inserción laboral

La reforma que aprobará el Consejo de Ministros tiene el objetivo de facilitar la inserción laboral de parados de larga duración y jóvenes sin formación. En el grupo de personas con grandes dificultades para encontrar trabajo se encuentran las personas de edad avanzada dentro del mercado laboral como los mayores de 45 años.

El Gobierno "cumple" con una de las recomendaciones del Pacto de Toledo con la expulsión de las reducciones: los pensionistas dejarán de contribuir con sus pensiones a los incentivos. "Se trata de mejorar la empleabilidad en colectivos que tienen enormes dificultades para acceder a ello, incluidas las personas con discapacidad intelectual limite y un elenco de enfermedades y trastornos", detallaba Díaz.

Además, llegan nuevas bonificaciones de contratación. Se bonificará en 275 euros la contratación de jóvenes menores de 30 años que no tengan cualificación, se busca fomentar el contrato en prácticas y la economía social.

La norma entrará en vigor en septiembre y dispone de una clausula final. Los incentivos están sujetos a la evaluación permanente de las normas. Aquellos que funcionen se mantendrán y los que no, serán retirados.

Ensanchamiento de una prestación de desempleo para trabajadores de la cultura

El Consejo de Ministros también ha aprobado un "ensanchamiento" de una prestación específica de desempleo para trabajadores y trabajadoras de la cultura. El sector "lleva años movilizándose y reivindicando lo que hoy aprobamos", decía la ministra de Trabajo.

Crean una prestación especifica de desempleo para la cultura. Se cambia el régimen ordinario de protección y se actualiza el concepto de quién es la cultura. Aquellos con 60 días de cotización podrán acceder a una prestación de desempleo por un total de 120 días o podrán elegir un sistema de desempleo que minora la necesidad de cotizaciones a 180 días en un plazo de seis años. Tendrán a tener derecho a una prestación que podrá ser del 80 o 100% del IPREM.

En cuanto a los autónomos en la cultura, lanzan medidas para aquellos en una situación vulnerable. Para estos autónomos que tengan ingresos inferiores a 3.000 euros tendrán un régimen de cotizaciones "dúctil". Yolanda Díaz ha tildado esta norma de "bonita" tras duras negociaciones con el sector.

Publicidad