Contrataciones

El número de contratos fijos discontinuos se dispara casi un 1.000%

Solo en diciembre de 2022 se hicieron 177.877 contratos fijos discontinuos. Si se compara ese dato con el del año anterior, esta tipología crece un 964,05%.

Publicidad

Nuevos datos de empleo y nueva confirmación de que los fijos discontinuos siguen subiendo. Solo hace falta echar un vistazo a las contrataciones. El pasado mes de diciembre se hicieron 464.152 contratos de carácter indefinido y, si los dividimos por duración de la jornada, nos salen 178.983 a tiempo completo, 107.292 a tiempo parcial y 177.877 fijos discontinuos.

Comparándolos con diciembre del año anterior (2021), descubrimos que, mientras que los contratos a tiempo completo y a tiempo parcial han subido un 62,81% y un 127,63%, respectivamente, los fijos discontinuos se han disparado un 964,05%.

Es una subida que llama la atención: "Sucede porque desde la reforma laboral se ha incentivado mucho los contratos de fijo discontinuo", explica Nieves Carmona, profesora de Economía de la Universidad Francisco de Vitoria. Una opinión que comparten muchos expertos.

"Se está produciendo un trasvase de contratación temporal a fija discontinua", señala el economista Santiago Niño Becerra. Todo se debe a que, con la reforma laboral, se eliminó el contrato por obra. Ahora, el fijo discontinuo que hasta hace apenas un año era "de uso muy marginal", gana cada vez más peso en el mercado laboral.

¿Qué pasa con los fijos discontinuos inactivos?

Los fijos discontinuos no suelen trabajar todo el año. "A mí en junio se me termina el contrato y en septiembre ellos están obligados a volverme a llamar", nos cuenta Esther, que trabaja en un comedor escolar. Todos los años, en junio, se queda sin trabajo: "Tengo derecho a cogerme el paro, pero no lo hago porque me busco otro trabajo para los meses de junio, julio y agosto", añade. Como el suyo hay muchos otros casos.

Rossana trabaja en formación de hostelería. Lleva siete meses con un fijo discontinuo y ahora se acaba de quedar sin trabajo: "Estoy en el paro, pero no lo cobro porque ya tengo fecha de vuelta, a finales de enero me vuelvo a incorporar". Ahora mismo, es lo que se considera una "fija discontinua inactiva". No trabaja, pero tampoco figura en las listas del paro.

Esta situación genera muchos problemas en las estadísticas del paro. "Lo que hace es distorsionar la cifra real de desempleo en España", añade Carmona. Para muchos economistas, esto no tiene sentido: "En la estadística constan como personas empleadas, es un dato totalmente maquillado, es maquillaje estadístico", asegura Niño Becerra.

¿Se puede calcular el número real de parados?

Varios organismos calculan que el número de fijos discontinuos inactivos podría llegar a los 500.000 trabajadores, que pasarían a engrosar las listas del paro. Por su parte, el Gobierno insiste en que ese dato no lo tienen y, ahora mismo, es difícil de calcular. "Es un dato que nunca se ha dado, no lo tenemos depurado estadísticamente", ha explicado en rueda de prensa el Secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez. Asegura, también, que están trabajando en conseguir esa cifra, "porque somos los principales interesados en dotar de toda transparencia al mercado de trabajo español", dice Pérez.

Para los expertos, lo más lógico sería crear una nueva categoría y "construir esa variable, el paro efectivo, que nos indica de manera mucho más fiable que, además de los parados registrados, tenemos una serie de demandantes de empleo con una situación laboral latente. Es decir, que quieren trabajar y no están pudiendo hacerlo", nos explica Valentín Bote, Director de Randstad Research. Sería la única forma, apunta, de poder diferenciar correctamente a los parados y a esos fijos discontinuos inactivos.

Publicidad