Calefacción

Calefacción central, el dilema de las comunidades de vecinos: "Si hace falta, apago los radiadores"

Las comunidades de vecinos con calefacción central se reúnen para tomar medidas de cara al invierno.

Publicidad

Llega el frío y con él la decisión de enchufar o no la calefacción. Un debate muy presente este año en las reuniones de vecinos. En las comunidades con calefacción central las opiniones están divididas y, por ejemplo, en comunidades como País Vasco y Madrid ya hay quienes han decidio que van a pasar el invierno sin enchufar la caldera.

"Si hace falta apago los radiadores y los saco a la calle"

Un vecino afectado

Aunque, en la mayoría de los casos, los vecinos prefieren quedarse con una opción intermedia: reducir las horas de consumo y, también, bajar algunos grados la temperatura habitual. "Estas calefacciones centrales muchas veces son muy fuertes y tienes que estar abriendo las ventanas. Estás tirando la energía", afirma una vecina del barrio de Arganzuela en Madrid. En esta comunidad han decidido que solo pondrán la calefacción tres horas al día -desde las 17:00 hasta las 20:00 horas- porque el año pasado la calefacción ya les generó una derrama de más de 1.000 euros por hogar. "A ver qué persona puede pagar ese dineral", se pregunta otra vecina del barrio madrileño.

En España, cerca de 1,7 millones de hogares cuentan con calefacción central. Un sistema que puede verse muy afectado por los altos precios del gas y de los combutibles. Las facturas se han disparado desde que empezó la crisis energética y, este año, pueden batir todos los récords ante la incertidumbre del desarrollo de la guerra de Ucrania.

Claves de la TUR de Ahorro Vecinal

La TUR de Ahorro Vecinal es una tarifa regulada del gas a la que se podrán acoger comunidades de vecinos con calefacción central. Esta medida limita los precios del mercado y permitirá recortar la factura mensual hasta un 50%, lo que podría suponer un ahorro de 900 euros, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Para ello, las comunidades deberán instalar en cada vivienda contadores individuales de calefacción o repartidores de costes antes de octubre de 2023. Eso sí, si el consumo supera la media de los últimos cinco años, se aplicará un recargo del 25%.

Publicidad