Delito contra los derechos del trabajador

Un accidente laboral destapa un delito contra los derechos de 2 trabajadores irregulares en Lanzarote

Se encontraban realizando las reformas y ninguno de los dos portaban ni utilizaban ningún elemento de protección y tampoco estaban dados de alta en la administración de la Seguridad Social.

Un accidente laboral destapa un delito contra los derechos de 2 trabajadores irregulares en Lanzarote

Publicidad

La Guardia Civil ha destapado este martes a un empresario de 43 años, dueño de una empresa de reformas, que empleaba ilegalmente a dos de sus trabajadores. Además, los agentes han podido comprobar que ambos se encuentran en una situación irregular en Lanzarote. Si con esto no fuese suficiente, además, han descubierto que les hacía trabajar sin medidas de seguridad. Precisamente, este último dato ha terminado por provocar, casualmente, su acusación. Ahora, se le investiga por posibles delitos contra los derechos de los obreros de su empresa.

Todo ocurrió el pasado 17 de agosto, cuando uno de estos dos empleados subió a la azotea de una de las casas que estaba reformando en la zona de Charco del Palo, en Lanzarote. En un momento dado, mientras realizaba las tareas de impermeabilización, perdió el equilibrio y sufrió una caída desde una altura de 4 metros e inmediatamente tuvo que ser trasladado al Hospital General de Arrecife. Por suerte, el accidentado no sufrió ninguna lesión grave ni fracturas.

Abren una investigación al empresario

Al recibir el aviso del accidente, la Guardia Civil, pudo comprobar que tanto él como su compañero se encontraban de manera irregular en la empresa sin estar dados de alta en el régimen de la Seguridad Social. Al interesarse por el caso, decidieron comprobar los datos de la situación administrativa de ambos y averiguaron que, además, se encontraban de manera irregular en el país.

Por todo ello, se procedió a tomar manifestación a los implicados esclareciendo estos hechos con la investigación del propietario de la empresa contratante por un delito contra los derechos de los trabajadores, quedando todo ello a disposición de los Juzgados de Instrucción en funciones de guardia de Arrecife.

Publicidad