Isfahan, con sus monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad, es uno de los lugares con mayor atractivo turísitico de Irán. Pero lejos de abrirse al mundo, se encierra.

El fiscal de la región ha prohibido a las mujeres montar en bicicleta por considerar que incita al libertinaje. Propone crear bicicletas cubiertas que oculten su cuerpo.

Recordemos que ellas ya van tapadas. Ordena a la policía identificar a las que incumplan el mandato y, en caso de ser reincidentes, caerá sobre ellas el peso de la ley.

Una prohibición que lleva años proponiéndose. Y ellas desafiando con vídeos en redes sociales. La medida contrasta, sin embargo, con la tendencia en la capital de promover el uso de este transporte para combatir la contaminación.

Te puede interesar:

Sadaf Khadem, la boxeadora iraní que no puede regresar a Irán por no usar el hiyab: "Dedico mi victoria a las mujeres"

Árbitras tapadas, televisiones sin imágenes de mujeres en atuendo deportivo... La situación de las deportistas en Irán