Después de escuchar cánticos como "Cristiano violador" o "Cristiano es un moroso" de los ultras más radicales del equipo madrileño, el luso sacó la mano para recordar los máximos torneos continentales que atesora.

Con ese gesto, Cristiano también podría referirse a sus cinco Balones de Oro.

Te puede interesar:

"La sonrisa 'profident' de Cristiano Ronaldo estaba mucho más apretada en la salida que en la entrada"