Real Madrid

Ancelotti: "Tenemos algunas desventajas respecto al Eintracht"

El técnico del Real Madrid habla sobre el estado de forma del Eintracht, el rival en la Supercopa de Europa del club blanco. Además, analiza la importancia de las nuevas incorporaciones esta temporada, sin olvidar los que han salido.

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, durante el partido amistoso contra la Juventus en Pasadena

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, durante el partido amistoso contra la Juventus en Pasadena EFE

Publicidad

Tan sólo quedan seis días para que el Real Madrid dispute el primero de los seis títulos a los que aspira esta temporada, la Supercopa de Europa. Carlo Ancelotti reconoce "algunas desventajas" respecto al rival, el Eintracht de Frankfurt. El club alemán se encuentra más rodado en su físico. No obstante, el entrenador italiano mostró su ambición para "luchar" por ganar todas las competiciones. "Tenemos algunas desventajas respecto al Eintracht que empieza su temporada antes, pero jugaremos para ganar", advirtió 'Carletto' en una entrevista con Uefa.

"Miramos hacia adelante y no hacia atrás. Las victorias del año pasado refuerzan lo que creemos, pero tenemos que centrarnos en los próximos partidos. En esta próxima temporada hay seis títulos en juego y queremos luchar por todos ellos", señaló como ambicioso objetivo de cara a la próxima temporada.

"Esta temporada hay seis títulos en juego y queremos luchar por todos ellos"

Carlo Ancelotti

Tras estudiar la pasada temporada del Eintracht, el técnico madridista recordó la exhibición de su rival en el Camp Nou para eliminar al Barcelona de Xavi Hernández de la máxima competición europea, antes de proclamarse por decimocuarta vez como campeones de Europa. "El año pasado, el Eintracht logró algo especial porque no estaba entre los favoritos. Hicieron grandes partidos, ganando al Barcelona en el Camp Nou con un estilo de fútbol de contragolpe, con gran atención a la defensa y a las transiciones a gran velocidad", repasó.

El Real Madrid también dejó momentos que van a ser difíciles de olvidar, con sus remontadas en la Liga de Campeones ante el PSG, Chelsea o Manchester City, con un final que ya es historia: "Es un recuerdo muy fresco. Hubo una química muy especial con la afición y el estadio. Todas las remontadas que hicimos las conseguimos en nuestro estadio, gracias a ese empuje que vino de la grada. Siempre hay que creer, nunca hay que rendirse. Al fin y al cabo, jugamos contra equipos muy fuertes. Era inevitable que sufriéramos".

Y destacó como todos los jugadores del club blanco mantienen el mismo hambre de éxito. "Estamos preparados. El equipo ya está en plena forma. La alegría y la satisfacción que se siente después de estas victorias tienden a quedarse, haciéndote sentir que nadie debería ocupar tu lugar. Y eso es una motivación muy fuerte para seguir ganando", manifestó.

La llegada de Rüdiger y Tchouaméni

La llegada al equipo de Antonio Rüdiger y Aurélien Tchouaméni, admite Ancelotti que fortalece su bloque, aunque recuerda que ha perdido piezas que hicieron historia en el Real Madrid.

"Tenemos dos jugadores nuevos que están entre los mejores del mundo en su función. En primer lugar, su calidad aumenta la capacidad física y técnica del equipo. Tienen que adaptarse al grupo y que el grupo se adapte un poco a ellos. No hay que olvidar que los tres que se fueron, Marcelo, Isco y Bale, han hecho historia para este club en los últimos años. Esperamos que los nuevos puedan repetir las hazañas de los que se han ido", deseó.

Por un lado está Rüdiger, que transmite mucho carácter y personalidad al Real Madrid. Es un central diestro, corpulento y que destaca por su fuerza y potencia en las acciones defensivas. A pesar de que su posición natural es la de defensa central, Ancelotti probó al jugador alemán en el partido contra el Barcelona en el Soccer Champions Tour en Las Vegas como lateral izquierdo. Aseguró en rueda de prensa que no quería "tocar la pareja que funcionó el año pasado", refiriéndose a Militao y Alaba.

Por otro lado está Tchouaméni, un centrocampista de 22 años muy completo y con mucho equilibrio en todos los aspectos del juego. 80 millones es la cifra que ha pagado el Real Madrid al Mónaco por el jugador francés. Este jugador se enfrenta esta temporada a un reto que no será nada fácil: luchar por la titularidad con uno de los centrocampistas defensivos más consagrados en el fútbol actual, Carlos Henrique Casemiro. Además, Tchouaméni tiene las miradas puestas en Qatar, el máximo torneo de selecciones con el que cuenta este deporte.

Publicidad