Este Tour comienza marcado por dos grandes bajas de última hora. Una caída durante un entrenamiento de la Dauphiné hizo que Chris Froome, cuatro veces vencedor de la ronda gala y gran favorito, no pueda subirse a la bicicleta en esta ocasión. La ausencia del ciclista británico hizo que todas las miradas se centraran en Tom Dumoulin, sin embargo, unas molestias en su rodilla le impedirán participar en esta nueva edición.

El Tour volverá a ofrecer el espectáculo al que nos tiene acostumbrados, con una igualdad máxima tanto a nivel individual como por equipos. Estas grandes ausencias abren aún más el abanico de aspirantes a ganar una nueva edición del Tour de Francia.

Geraint Thomas

Ganador de la última edición del Tour de Francia, consiguiendo ser más fuerte que el gran favorito, Chris Froome, con el que además compartía equipo (SKY). Intentará conseguir su segundo Tour consecutivo, algo a la altura de muy pocos.

Egan Bernal

A pesar de su corta edad, el ciclista colombiano ha demostrado ser capaz de coronarse en una gran vuelta. Ha ganado la París-Niza y se perfila como la gran revelación de esta edición. Las casas de apuestas le dan como favorito.

Jakob Fuglsang

Este será el noveno Tour en el que participe. Lo cierto es que solo ha conseguido colarse en el TOP10 en una ocasión, pero su experiencia en la ronda gala y el gran momento de forma que atraviesa le convierten en uno de los mayores aspirantes. Viene de ganar el Dauphiné y habrá que seguirle muy de cerca.

Además de los tres grandes favoritos, también pueden dar mucho de que hablar ciclistas como Adam Yates, Nairo Quintana, Romain Bardet, Mikel Landa, Thibaut Pinot o Rigoberto Urán.