Deporte de élite

Los casos más destacados de depresiones en los deportistas de élite: Kevin Love, Phelps, Iniesta o Serena Williams

La presión en el deporte de élite puede llevar a casos de depresión. No es algo extraño y deportistas como Kevin Love, Phelps, Iniesta o Serena Williams han pasado por momentos complicados durante su carrera.

Publicidad

El caso de Victòria Cid, que ha dejado el remo de élite a los 23 años por una depresión, no es un caso aislado en el mundo del deporte, en especial, en el deporte de élite.

La presión y exigencia sobre los deportistas de élite a veces lleva a cuadros de depresión. Es más común de lo que parece y hay casos significativos en los últimos años.

La estrella de la NBA Kevin Love, en un partido de playoff, sufrió un ataque de pánico. Otro jugador de Baloncesto, Alex Abrines, reconoció que estuvo dos años sin querer tocar un balón.

La presión aumenta si además de la autoexigencia, el jugador es consciente de lo que el entorno espera de él. Michael Phelps, el nadador más laureado de la historia, sufrió esa presión sobre sus hombros. Al igual que Phelps, Andrés Iniesta también lo pasó muy mal en la temporada 2009-10.

Y es que el jugador del Barcelona cayó en una depresión, lastrado por las repetidas lesiones. Un episodio del que ñlogró salir más fuerte para hacer historia con el Barcelona y con la selección española.

Serena Willams también sabe lo que es sufrir la depresión. La tenista estadounidense admitió que sufría una depresión postparto. Un cuadro que le llevó a retirarse temporalmente de las plista de tenis.

Publicidad