Galicia. Palabras bonitas del gallego

Publicidad

Galicia

Las 10 palabras más bonitas del gallego que deberías conocer

Descubre cuáles son las palabras más bonitas del gallego en nuestra selección, algunas con retranca, ironía y las hay de las que nadie discute como bonitas.

Hay infinidad de palabras bonitas por su construcción, por lo que significan o por ambas cosas. Son esas palabras particulares que además, en muchas ocasiones, todo gallego acaba intercalando cuando está hablando en castellano. Son las palabras irrenunciables para cualquier gallego.

El gallego es el idioma que guarda más relación con el castellano de todos los que conviven con él en España, pero tiene sus peculiaridades que, en ocasiones, solo saben apreciar los propios gallegos. Es un idioma que muchos destacan por sonoro y cariñoso desde el punto de vista fonético. Consulta a continuación 10 palabras bonitas en gallego que deberías conocer:

Aperta

Se refiere a un abrazo. Se utiliza mucho entre gallegos que se dedican apertas como gesto de cariño y habitualmente al despedirse en Galicia: ¡Apertas!

Boh

No se debe confundir con 'bo', que en gallego sería 'bueno'. Boh es una expresión que todo gallego dice a todas horas, en castellano o gallego, en Galicia o fuera. Son de esas que parecen no tener traducción posible, pero indica desencanto, decepción o desinterés. Es una palabra cortita, pero dice muchas cosas que el que vive en Galicia siempre sabe identificar.

Colo

Se utiliza como traducción al gallego de cuello, pero el significado más bonito de su uso en Galicia, y fuera, es el de regazo. Coger en el 'colo' es coger a un bebé en el regazo, en las piernas, en los brazos. Son muchos los gallegos que aún hablando en castellano, el regazo no lo usan para nada y cuelan el 'colo' en su conversación como si nada.

Cheirar

Significa olisquear u olfatear. Pero el gallego lo utiliza mucho cuando algo le da mala espina o intuye algo.

Sapoconcho

Es una palabra muy sonora que se utiliza para referirse a las tortugas y más cuando se dice que alguien tiene "cara de sapoconcho". De todos modos, es más común llamar a este animar como 'tartaruga'.

Trapalleiro o trapallada

No hay gallego que no crea que algo es una 'trapallada' casi a diario. Se dice de algo mal hecho o de alguien que dice tonterías, son 'trapalladas'. También tiene mucha relación con la improvisación, cuando uno se disfraza, por ejemplo, y lo hace con un par de 'trapalladas' que hay por casa.

Bolboreta

Casi que al pronunciar esta palabra, un gallego se imagina el aletear de una mariposa. Justamente una 'bolboreta' es una mariposa y parece que la propia palabra revolotea. Por otro lado, se dice que alguien es una 'bolboreta' cuando se queda embobado o pasmado o picotea de cosa en cosa.

Larpeiro

Un 'larpeiro' es una persona de buen pico, una persona a la que le gusta comer, pero sobre todo 'larpeiradas', cosas ricas dulces. De esos dulces gallegos que llaman la atención por ricos y por generosos en las cantidades. Lo que se entiende por una persona golosa. La musicalidad de la palabra en gallego tiene mucha capacidad para trasladar al que la oye directamente a un postre rico de los típicos de Galicia a los que no se sabe decir que no.

Riquiño

Son de esas palabras que a un castellano parlante no hace falta traducir, viene de riqueza, pero de esa riqueza intangible. Una persona 'riquiña' es alguien agradable, cariñosa, amigable. Un bebé es 'riquño', una persona es 'riquila' cuando te hace un detalle o alguien es 'riquiño' cuando te hace un favor'. Puede interpretarse como una apreciación, pero cuando un gallego pronuncia 'riquiño', resulta casi imposible no guiñar los ojos y poner gesto cariñoso.

Sentidiño

No puede faltar esta palabra que, por cierto, se ha usado en campañas recientes como la de 'Galicia Volve´, un concepto muy utilizado por la Xunta de Galicia para concienciar a la población gallega y frenar el coronavirus en la desescalada. Tener 'sentidiño' significa tener cabeza, responsabilidad, hacer las cosas con cuidado. Lo que diría también un buen gallego, 'a modiño'. Toda una llamada a la cautela.

Son solo 10 palabras bonitas en gallego, pero un gallego te dirá que la riqueza del idioma gallego y su aportación cultural es infinita. Dice mucho de lo que se vive en Galicia, de cómo son los sitios y de cómo viven los gallegos.

Publicidad