Dieta espacial

Esta es la hamburguesa espacial de un astronauta de la Agencia Espacial Europea

La Agencia Espacial Europea publicaba este jueves en sus redes sociales la cena del astronauta francés Thomas Pesquet, una hamburguesa de carne de res, cebolla y lechuga que flotaba frente a la cámara.

Hamburguesa espacial

Instagram ESA: europeanspaceagency Hamburguesa espacial

Publicidad

La Agencia Espacial Europea mostró este jueves en sus redes sociales cómo el astronauta francés Thomas Pesquet preparaba su cena: una hamburguesa flotante de carne de res y tortillas, que puso a flotar frente a la cámara.

Según daba a conocer la propia ESA, la hamburguesa estaba hecha con una tortilla de trigo mexicana junto a una serie de alimentos de los distintos menús que disponen en el espacio. El encargado de mezclar los ingredientes fue el astronauta francés Thomas Pesquet que, orgulloso de su receta, detalló en su página de Facebook qué ingredientes había utilizado para prepararla: "Tortillas, carne de res rehidratada, nuestra última cebolla fresca de HTV6, una hoja de lechuga (cultivada en la Estación Espacial Internacional para un experimento científico), y varias salsas", dijo.

Aunque solo él la probó, la hamburguesa ha tenido muy buenos comentarios en las redes sociales consiguiendo hacerse viral, ahora tiene más de 1 millón de vistas. "Sabía a cielo y voló como un ángel", comentó Pesquet sobre su cena en la publicación.

Dieta en el espacio

En las largas misiones espaciales, la dieta de los astronautas solía basarse en pasta fría en tubos de aluminio y pequeños tentempiés en forma de cubitos. Sin embargo, tal y como ha demostrado Pesquet, esto ha evolucionado en los últimos años y está lejos de parecerse a esas clásicas cenas. La Agencia Espacial Europea (ESA) ha informado en su página web que hoy en día los alimentos de la Estación Espacial Internacional (ISS) son muy parecidos a los que se consumen diariamente en la Tierra. De hecho, el menú incluye primeros platos, verduras y postres congelados, así como también comida refrigerada, frutas, verduras y productos lácteos.

Según la ESA, es fundamental que los astronautas, al igual que el resto de habitantes de la Tierra, consuman calorías, vitaminas y minerales en cantidades suficientes, ingiriendo al menos 2.000 calorías diarias. Además, durante la misión, los miembros de la tripulación tienen que rellenar un formulario informático para indicar los alimentos que consumen y reciben asesoramiento de expertos.

Publicidad